Caballero versus Feijoo: guerra total

El alcalde augura que derrotará al popular con cuatro ediles más y el presidente gallego advierte que el PP puede dar la sorpresa


vigo / la voz

La beligerancia siempre ha existido entre los dos, pero a 160 días de las elecciones municipales, la guerra es total entre Abel Caballero y Alberto Núñez Feijoo, o entre el presidente de la Xunta y el alcalde de Vigo. Los misiles cruzan de un lado a otro del escenario político todos los días. Y no se atisba ya la más mínima posibilidad de tregua.

Sus estrategias electorales se cruzan, se enfrentan y retroalimentan. Caballero considera al presidente gallego como el principal enemigo de Vigo e invita a formar parte de su proyecto para levantar una barrera cada vez más grande para achicar al presidente de la Xunta. Feijoo responde tachando al alcalde de «negligente», «carente de gestión», superfluo, generador de anécdotas que, estima, dejan a Vigo en mal lugar y «responsable de la peor política social de los ayuntamientos de Galicia».

Si no lo estaban ya, este fin de semana las estrategias quedaron claras. El presidente del PPdeG dedicó la comida de Navidad de su partido a tratar de menoscabar la imagen de su adversario enumerando las carencias y errores que asegura acumula Caballero y el regidor le contestó con un augurio: «Yo tendré 21 concejales y Feijoo, cuatro», lanzó ayer en una entrevista en la Cadena Ser.

«Que se confíe» dijeron dirigentes del PP gallego y local en su cita navideña. «Tuvo muy buenos resultados en unas elecciones y a determinada edad está bien haber ganado unas elecciones en tu vida», espetó Feijoo tras enumerar todas las derrotas, incluso las internas en el PSOE, del alcalde socialista, para insuflar ánimo a los suyos y que no se dejen amilanar por encuestas o percepciones de cómo pueden resultar las elecciones de mayo.

La familia popular reconoce desde múltiples frentes que los comicios del 26 de mayo están muy cuesta arriba, e incluso se dedica menos tiempo a tratar de combatirlo que a hablar de qué pasará en el partido al día siguiente de las elecciones, dando por hecho un resultado muy adverso. «Somos conscientes de que este no es un sitio nada fácil», apuntilló Alfonso Rueda. Pero este fin de semana, tanto Núñez Feijoo como Ana Pastor, acuñaron una nueva filosofía: en Vigo puede ocurrir como en Andalucía, que el favorito pierda el Gobierno fruto de un exceso de confianza.

«Vigo no es su cortijo». «Tú no eres Vigo, Vigo son los vigueses y Vigo es de los vigueses», arengó el presidente de los populares en uno los lemas que ha hecho clásicos en sus intervenciones en la ciudad al aludir a Caballero. «Las luces de Navidad son para tapar su falta de gestión. Miente hasta que parezca verdad lo que dice», abundó la presidenta del Congreso.

«Las luces son una inversión. Ya multiplicaron por diez su gasto», contestó Caballero. «Feijoo miente. Esta rabioso contra Vigo. Lo que significa que le vaya bien a Vigo, no le gusta. Y le reto a que diga una ciudad con más o mejor política social. Yo cubro lo que deberia hacer la Xunta», aseveró en respuesta a los ataques recibidos.

«Tengo -en las municipales- infinidad de votantes del PP, del BNG, de las mareas, y de los que puedan optar por Ciudadanos. La nueva política es estar en contacto con toda la ciudad y responder a toda la ciudad. Está rabioso Feijoo con esta ciudad», reiteró Caballero, que considera que ha desarbolado a todos sus rivales, «porque mi lista trasciende con mucho al PSOE», estima para hacer ver que su propuesta solo tiene a Vigo como ideología.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos
Comentarios

Caballero versus Feijoo: guerra total