Los trabajadores de las concesionarias municipales se alían para defenderse

Miembros de trece comités impulsan una plataforma a raíz de la huelga de la zona azul


vigo / la voz

Miembros de trece comités de las empresas concesionarias municipales se reunieron para estudiar la posibilidad de impulsar una especie de plataforma con la que poder defender sus derechos de forma conjunta ante posibles agresiones laborales y al margen de las reivindicaciones propias de cada sindicato. Por una vez y sin que sirva de precedente las distintas centrales están de acuerdo en que son ya demasiados los conflictos registrados en las diferentes plantillas que ponen en riesgo determinadas condiciones laborales incluyendo los puestos de trabajo. La gota que ha colmado el vaso ha sido la problemática de la plantilla del estacionamiento en zona azul tras el despido de ocho empleados. Camino de los tres meses, la situación se mantiene enquistada, lo que ha llevado a una representación de los trabajadores a iniciar una huelga de hambre. Ayer, en su segundo día, la trasladaron del Concello a la sede de la empresa.

A la reunión de los trabajadores de las concesionarias municipales asistieron miembros o delegados de los comités de empresa de FCC, Vitrasa, Jardines, Semáforos, Recaudación Ejecutiva, Grúa Municipal, Parques Infantiles, Trainasa, Piscinas Municipales, Vigo Recicla, Aqualia y Contenur, además de representantes de la zona azul (XER), gestionada por Dornier.

Tras expresar su solidaridad con los compañeros despedidos por esta última concesionaria, denunciaron que el gobierno local no asegura en los pliegos de condiciones el mantenimiento de los puestos de trabajo. Atribuyen al titular del servicio, es decir, al Concello, tener la responsabilidad de «asegurar los empleos, así como de garantizar los derechos económicos, sociales y sindicales del personal de los parquímetros y de todas las concesiones municipales». Advierten que de ningún modo van a consentir que se produzcan despidos en una contrata municipal de forma injustificada.

«Siempre pensé que sería bueno hacer algo así, estar todos unidos, porque al fin y al cabo todos trabajamos para el Concello. Hay que velar por que se respete el pliego de condiciones. En el caso de la zona azul, la empresa primero los subrogó y después dijo que no podía aguantar y se quitó a los más molestos. Entendemos que si una empresa necesita un número de trabajadores los tiene que mantener», comenta Imanol Arnoso, presidente del comité de Vitrasa.

«Hicimos una especie de hoja de ruta y quedamos en reunirnos más adelante. La idea es evitar que las empresas concesionarias hagan trapalladas y no respeten el pliego de condiciones», indica Juan Lago, del comité de la Grúa Municipal.

Para Transi Fernández, representante sindical del sector servicios, es fundamental mirar con lupa los pliegos de condiciones antes de que se aprueben para prevenir las cosas antes de que ocurran. Recuerda que FCC quiso reducir la plantilla un 20 % y se manifestaron ante el Concello».

«No caso da XER, se fai peche patronal non entendo como o Concello non reverte a concesión; non falo de rescate, senón de sancionala e quitala. Sen dúbida é importante a unidade de acción ante as concesionarias», apunta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los trabajadores de las concesionarias municipales se alían para defenderse