«El alcalde no exageró, este alumbrado puede compararse con proyectos a nivel mundial»

La firma contratada por el Concello crea la iluminación navideña de más de 600 ciudades en los cinco continentes


vigo / la voz

La empresa Iluminaciones Ximénez es la artífice del llamativo y ya famoso alumbrado navideño de Vigo. Lo que empezó hace casi tres cuartos de siglo con una simple estrella de Navidad en el escaparate de la tienda familiar de Puente Genil (Córdoba) se ha convertido en un grupo con más de medio millar de empleados y clientes en ciudades de todo el mundo. Jesús Ximénez forma parte de la tercera generación. Es director de proyectos internacionales y nieto de Francisco Jiménez Carmona, aquel visionario que en 1945 empezó el negocio. Su ciudad natal es desde el miércoles un muestrario de luz y color navideño.

-Parece que gustó la experiencia del año pasado en Vigo.

-Sí. Este año es el segundo consecutivo que hacemos las luces de Vigo y se han ampliado más debido a la repercusión que tuvieron y a los beneficios que generaron.

-Las agencias de viajes ofrecen paquetes turísticos para ver el alumbrado tras la publicidad que ha hecho el alcalde. ¿Le sorprende?

-La verdad es que no, porque estamos tan acostumbrados a lo que ocurre en diferentes partes del mundo... Lo difícil es que apuesten por estos proyectos, pero una vez que lo hacen se ve muy rápidamente la repercusión que tiene en hoteles, tiendas, taxis... Es nuestro trabajo y cuando lo vamos a hacer tenemos que controlar este aspecto, la repercusión económica. Los proyectos pequeñitos pueden gustar más o menos, pero en estos como el de Vigo es lo que intentamos. En Málaga nos pasa igual. Llega gente desde Liverpool para ver la iluminación. Invierte mucho, es espectacular. La gente es consciente del retorno de esta inversión, tanto a nivel económico como social. Por eso cada vez se destina más presupuesto.

-¿Qué será lo más novedoso en Vigo este año?

-Es un sistema con el que llevamos poco tiempo. No solo lleva la iluminación clásica estática, sino animada, con vídeos, cambio de colores, música... que se pueda interactuar. Vigo es una ciudad moderna y le gusta. Luego están los elementos tan grandes, un paquete de regalo gigante de 16 metros, que nunca hicimos, y un muñeco de nieve gigante.

-¿Cuánto tiempo les ha llevado hacerlo?

-Son dos o tres meses de trabajo para hacer el material y luego la instalación lleva otros dos más. Entre una cosa y otra son sobre cinco meses. Luego está el trabajo de desmontaje y guardar el material, que también lleva su tiempo. Las luces se trasladan desde Puente Genil, porque aunque tenemos delegaciones en Barcelona, Valencia y Madrid, las más especiales se guardan aquí.

-¿Cómo se eligen? ¿Hay un catálogo?

-Tenemos un catálogo para dar una idea a los clientes. Hay calles que son estándar, pero la mayoría son iluminaciones personalizadas.

-El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha comparado la iluminación de este año con las de Londres, París o Tokio. ¿Exageró?

-No. Puede compararse con proyectos navideños a nivel mundial: Los Ángeles, Chicago, Nueva York.... Es muy extensa, con mucha superficie y muchos elementos. En Londres, por ejemplo, se iluminan las principales calles y en el resto cada comercio ilumina lo suyo. En Tokio también hacen una parte.

-¿Cuántas ciudades iluminan?

-En total cerca de seiscientas, incluyendo grandes superficies, hospitales y cadenas hoteleras. Este año vamos a instalar más de setenta millones de puntos de luz. Y tenemos una buena noticia. Por primera vez estamos en los cinco continentes. Nos quedaba Australia y ya trabajamos allí también. Entre otras ciudades más relevantes estamos en Moscú, Los Ángeles, Berlín... En México vamos a hacer un proyecto más costoso y difícil, un túnel de luz por donde transita la gente, y en España este año tenemos 405 ciudades, entre ellas Madrid, y Barcelona.

-¿Qué tipo de iluminación tiene más éxito?

-Depende del país y del tipo de ciudad. En España, las más grandes apuestan por una decoración más colorida y por la animación, como sucede en Vigo, Madrid y Barcelona. Las medianas o pequeñas se suelen decantar por una iluminación más clásica y estática, con colores cálidos.

-¿Y cuáles son los elementos que resultan más complicados de hacer?

-Los que tienen volumen, como el paquete de regalo gigante de Vigo o el papá Noel. Entre lo más difícil están también los túneles de luz, pero el resultado final es fantástico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

«El alcalde no exageró, este alumbrado puede compararse con proyectos a nivel mundial»