O Berbés resurge de sus cenizas

La cuna de Vigo revierte su tendencia: arranca el albergue de peregrinos, la sede de la Universidad entra en su última fase, abren negocios e inmobiliarias se suman a la inversión del Consorcio del Casco Vello


vigo / la voz

La Ribeira do Berbés lleva mucho tiempo ofreciendo una imagen decadente, pero ya hay signos de recuperación que abren el optimismo a vecinos y comerciantes. Las inversiones públicas y privadas han empezado a transformar el germen histórico de la ciudad para devolverle la dignidad que tuvo antaño.

Posiblemente la calle no vuelva a tener el bullicio de hace décadas porque el centro de la ciudad ha gravitado hacia otras zonas, pero ha comenzado el lento camino para una renovación profunda que mantendrá sus raíces.

El barrio no renuncia a ser un espacio de convivencia que ofrezca servicios a sus ciudadanos y donde los visitantes que llegan atraídos por las guías de turismo no se den la vuelta al observar las ruinas actuales.

El primer albergue de peregrinos público de Vigo dará un nuevo impulso a la zona, que aprovechará el enorme tirón que está teniendo el Camino Portugués de la Costa. El número de caminantes que eligen esta ruta se ha duplicado respecto al 2017. Este año ya la han recorrido alrededor de 13.000 personas.

Las obras del alojamiento que muchos de ellos elegirán para pernoctar han comenzado recientemente en el número 5 con la demolición del inmueble que antiguamente ocupaba el restaurante El Pescador. Los trabajos contemplan la conservación de su fachada tan característica. El Consorcio Casco Vello adquirió el inmueble por 350.000 euros y la inversión de Turismo de Galicia asciende a un millón de euros. El alojamiento tendrá 90 plazas y, sin duda, será un imán para la zona.

«Esto ha estado muy abandonado y queda mucho por hacer»

a.martínez

Los vecinos ven con optimismo el resurgimiento del barrio gracias a los planes en marcha

Los vecinos de la Ribeira do Berbés albergan con esperanza los planes de futuro, pero son conscientes de que aún queda mucho por hacer y que todavía pasará un tiempo para que el barrio se consolide. «La perspectiva es buena, pero hay un abismo de lo que era esta calle a lo que es ahora», afirma Braulio Barros, que trabaja en la peluquería que abrió su padre cuando regresó de Argentina en el año 1983. Aunque era muy joven, todavía recuerda la vida que tenía el barrio hace décadas. «Aquí había restaurantes, bares, una carnicería, una farmacia... Estaba lleno de negocios y de gente viviendo aquí, pero poco a poco se fueron marchando por lo mal que gestionaron la zona», asegura.

Seguir leyendo

Otro gran proyecto que contribuirá a revitalizar O Berbés y que está más avanzado es la futura sede de la Universidad. Este verano comenzó a levantarse la estructura del edificio que albergará, además de actos institucionales, un centro de lenguas, un aula de mayores y un espacio de coworking. Si nada se tuerce, la sede académica podría ser una realidad en abril del año que viene.

La inversión pública está siendo clave para la transformación de toda esta área. Tras comprar inmuebles en la zona alta, el Consorcio Casco Vello, participado en un 90 % por la Xunta y un 10 % por el Concello, centra ahora en O Berbés su esfuerzo inversor.

El presidente del ente, Ignacio López-Chaves, anunció recientemente la mayor compra que ejecutará este año. Se trata del edificio que ocupa los número 29 a 31 de la Ribeira do Berbés y el 40 de Poboadores, por un importe de 445.000 euros. El edificio será rehabilitado y albergará en el futuro siete viviendas de 90 metros cuadrados y dos locales comerciales, con la tipología propia de la zona. El mal estado de las edificaciones originales obligará a su derribo, pero también se mantendrá la fachada, que está protegida por Patrimonio.

Pomociones

La inversión privada tampoco se está quedando atrás y un ejemplo de ello es la reforma de viviendas que promueve la empresa Residencial Berbés, que ha puesto en el mercado 9 pisos de dos y tres dormitorios en otro inmueble rehabilitado de la zona. Todavía hay muchas propiedades susceptibles de rehabilitarse. La mayor parte de las viviendas que siguen ocupadas se encuentran en mal estado, con humedades y filtraciones y un problema de olores procedentes de la red de saneamiento municipal.

Con los proyectos que están en marcha ya hay comerciantes que han decidido apostar por la zona. Si hace unos años se observaba un goteo constante de comercios que cerraban sus puertas al no haber recambio generacional, ahora ocurre el proceso inverso. Tímidamente van apareciendo nuevos negocios que han asumido el riesgo por el gran potencial que tiene el barrio. Geli, la responsable de la nueva cafetería, panadería y pastelería reconoce que al negocio le cuesta echar a andar porque «esto todavía sigue muy muerto, sobre todo en invierno».

También ha abierto recientemente una tienda de cocinas, mientras que en la calle Teófilo Llorente se está preparando la apertura de nuevos locales de restauración. La apertura del gastromercado de O Berbés ha ampliado la oferta de ocio también supone un aliciente para elegir esta zona de Vigo que se está poniendo en valor como lugar de residencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

O Berbés resurge de sus cenizas