Elvira


Hay ciudadanos capaces de acometer empresas enormes desde una sencillez clamorosa. Tal es el caso de Javier Romero y su editorial Elvira. Podemos seguir su rastro en el café Detrás do Marco, en el único número conocido de la calle Londres. Allí se encuentran algunas de las obras singulares que han lanzado en los últimos años. Todas ellas tienen vocación de obra de arte. Y, de entre todas, deslumbra por su fuerza Évame, el poemario completo de Carlos Oroza, a quien Javier Romero ha rescatado del olvido para situarlo fuera del tiempo.

Ahora, la editorial Elvira acaba de culminar otra genialidad: el libro-disco Aute canta a Oroza, una maravilla ya desde el momento de la propia idea. Hoy se presenta en Vigo este trabajo, el último que ha relizado en su vida el gigantesco Luis Eduardo, poniendo música a seis poemas del autor: Prohibido en paso, Correr sin levantarme, Évame, Blanquísima su presencia, Tal vez sea yo el error y El que oficia el poema.

Javier Romero encargó la empresa a Aute, porque era el cantautor preferido de Oroza. Y tuvo la suerte de contar con su generosidad. En 2016, le dejó un mensaje en el buzón de voz anunciando que había concluido la grabación. Pero, horas más tarde, padecía el accidente vascular que lo dejó en coma y que le impide ahora acudir al estreno de su obra. El resultado es que es indescriptible la fuerza expresiva y la emoción que transmite Aute canta a Oroza. Hasta sus circunstancias son perturbadoras. Por eso hay que felicitar y agradecer su trabajo y su sueño a Javier Romero. Y a esa editorial Elvira que ha ejecutado una empresa enorme desde una sencillez clamorosa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Elvira