A juicio la red que untaba maletas con cocaína

La Audiencia prepara la vista para los nueve miembros de una banda arousana con contactos en Sudamérica que reclutaba pasajeras que traían droga impregnada en sus equipajes


vigo / la voz

La Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, prepara ya el juicio contra una banda arousana que organizaba viajes desde Sudamérica a pasajeros de avión que llevaban sus maletas y bolsos impregnados de cocaína. Los implicados fueron descubiertos en el aeropuerto o la estación de autobuses de Madrid tras las vigilancias ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo. La trama, en conjunto, se enfrenta a 75 años y medio de cárcel por un delito de tráfico de drogas y otro de integración en grupo criminal y multas por valor de 2,5 millones.

Según la Fiscalía, el líder era A.M.G., quien tenía contactos en Paraguay y Colombia para organizar el envío de correos humanos que camuflaban la droga en maletas y equipajes de mano. Otros implicados, alguno con condenas en Portugal, se reunieron con el jefe en Vilanova de Arousa para organizar los envíos. Tenían como contacto a un colombiano apodado Peluche que encomendó a una paraguaya para que transportase la droga. Le gestionó los billetes de avión y le adelantó los gastos. También le dio instrucciones para no ser descubierta. Un rumano le tramitó una carta de invitación España y fue el encargado de recogerla en el aeropuerto.

Dicha pasajera fue detectada el 24 de marzo del 2017 de madrugada. El correo humano venía a bordo de un avión de Sao Paulo (Brasil) que aterrizó en el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid. Transportaba una maleta, tipo trolley, una bolsa de marca impregnada de cocaína, un bolso y una cartera, todo ello untado con droga. Un tercio del peso de cada complemento correspondía a cocaína. Sumaban un kilo y medio de cocaína que habría generado 191.993 euros de haberse vendido en el mercado negro.

Tras la detención, la trama cambió de sistema y probó con el aeropuerto de Barcelona, usando la paquetería postal. Un contacto apodado el Negro, con condenas en Portugal y Girona, buscó a una mujer para que recibiese el envío.

Además, en la estación de Sants otro pasajero viajó en autobús hasta Madrid con una maleta impregnada con un kilo de cocaína y un maletín con 450 gramos. El alijo fue tasado en 204.000 euros. Finalmente, cayó el jefe en Vilanova de Arousa y su químico en Madrid y Torrejón de Ardoz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A juicio la red que untaba maletas con cocaína