La Interpol busca a los Hermida

La policía cursó la orden internacional para localizar el paradero de los dos empresarios de Vigo fugados por fraude fiscal


vigo / la voz

La Interpol y la Europol ya tienen incorporada a su base de datos la ficha de los hermanos Hermida, los dos empresarios y hosteleros vigueses que se fugaron hace casi diez meses. En enero se esfumaron para eludir su inminente ingreso en prisión para cumplir tres años por fraude fiscal. La sentencia ya era firme y había dos más pendientes. Su ausencia se hizo notoria en la primavera cuando dejaron de comparecer en los juzgados. Hasta tres tribunales de Vigo han dictado órdenes de búsqueda y captura.

La comisaría de Vigo cursó las órdenes internacionales de búsqueda para Manuel y José Alfredo Hermida, quienes habían montado un emporio en diversos sectores como la seguridad privada o la hostelería. Ahora, sus fotografías y nombre de los prófugos ya figuran en las bases de datos de los aeropuertos de todo el mundo. En cuanto pasen por un control con su pasaporte, saltará la alarma y llegará un aviso a la Interpol para localizarlos y detenerlos. La policía espera pacientemente a que cometan un error y salte su paradero.

Sobre el escondite de ambos implicados, que fueron dueños de la cadena de tapas La Barraca, solo ha trascendido una conjetura que los sitúa en el Caribe, posiblemente en Cuba. Se trata de una información que circula en el ámbito jurídico pero a la que tampoco se le da mucha credibilidad. Según esa teoría, ambos hermanos habrían montado un negocio en la isla relacionado con el sector de la hostelería.

El hecho de que la comisaría de Vigo avise a la Interpol da una pista de que la investigación tampoco descarta que se hayan fugado fuera del continente europeo. A mayores de Cuba, no han trascendido otros posibles escondites, salvo el cercano Portugal.

Los hermanos Hermida eran investigados antes de fugarse por una trama fiscal que, supuestamente, explotaba a camareros de su cadena de tapas La Barraca. La Fiscalía sospechaba que montaron un fraude casi millonario a la Seguridad Social al no pagar las cuotas a los empleados que daban de alta.

También eran investigados por un curso fantasma para vigilantes de seguridad y cuya falsa asistencia certificaba una academia para cobrar las subvenciones.

El pasado verano cayó otro empresario fugado, el jefe de Las 5 Jotas, José Manuel Costas, que fue detectado en el norte de Portugal tras pasar dos años oculto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Interpol busca a los Hermida