Se hizo abogado en su celda y ahora es investigado

El fiscal antidroga interrogó ayer por el mayor alijo de heroína del 2017 al exrecluso licenciado en Derecho


VIGO / LA VOZ

El fiscal antidroga de Pontevedra, Pablo Varela, interrogó ayer en Vigo al último sospechoso investigado por un alijo de 62 kilos de heroína decomisado a unos camioneros búlgaros en una nave de Caldas de Reis en agosto del 2017, considerado el mayor del año para este tipo de droga. De los doce investigados faltaba uno por tomarle declaración antes de cerrar la instrucción. Resultó ser M.E.M., un abogado conocido en Vigo porque estudió y aprobó la licenciatura de Derecho mientras cumplía en la cárcel una condena por tráfico de drogas.

Actualmente, el investigado está en libertad ya que se empezaron a hacer indagaciones sobre él más tarde. Ayer acudió a los tribunales de Vigo a dar su versión de lo ocurrido a la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo y al fiscal antidroga. La magistrada decidirá en las próximas semanas si archiva la investigación sobre el abogado o si lo procesa junto al resto de los sospechosos cuando a finales de año dicte el auto que abre la puerta al juicio.

No consta qué papel jugó el letrado vigués en la trama ya que, en principio, nadie lo investigó. Lo cierto es que desde que comenzó a trabajar como letrado se especializó en pleitos de drogas porque muchos reclusos que había conocido en prisión o por referencias y el boca a boca le pedían asesoramiento para cubrir el papeleo de los permisos penitenciarios o para presentar recursos de apelación en la Audiencia o el Supremo. A veces, lo hacía por amistad y sin cobrar.

Este antiguo maquinista ferroviario fue condenado a nueve años de prisión porque en el 2001 fue el receptor de un alijo de 98 kilos y medio de heroína que transportaron al área de Vigo unos camioneros de Macedonia. Estuvo seis años fugado hasta su arresto. Una vez en prisión, se dedicó a estudiar en la UNED la carrera de Derecho, que sacó por curso. Tras licenciarse en el 2012, se colegió en Vigo e inició su profesión como letrado, especializándose en la presentación de recursos para rebajar condenas. Debido a su experiencia en la materia legal del narcotráfico, algunos clientes lo contrataron para defenderlos en Vigo.

Tras declarar ayer, siguió en libertad en calidad de investigado. No trascendió qué papel le achacan a este jurista vigués en la red que movía camiones desde Bulgaria a Caldas. La operación Tirabuzón se saldó con el arresto de cinco búlgaros, cinco españoles vinculados a un clan arousano y un luso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Se hizo abogado en su celda y ahora es investigado