La Escuela de Idiomas pierde alumnos por el descenso del paro

El inglés acapara el 64 % de las matrículas, mientras el alemán y el chino se desinflan


vigo / la voz

Nada que ver las cifras de hace un lustro, cuando tenía el mayor número de alumnos de Galicia, con las actuales. En este período de tiempo los alumnos de la enseñanza reglada de la Escuela Oficial de Idiomas de Vigo han pasado de cerca de 10.000 a los 6.185 de este curso, según datos de la Consellería de Educación. Eso, a pesar de que este año ha incluido en su programa los niveles más avanzados de idiomas, una tradicional demanda, tanto de profesores como de alumnos. Una de las mayores caídas se produjo en el curso 2014-2015, cuando las matrículas ya quedaron por debajo de las ocho mil, y desde entonces la tendencia no ha cambiado.

Por idiomas, el inglés es el que sale mejor parado, sobre todo en los niveles avanzados. De las 3.943 matriculaciones en esta lengua (el 63,7 % del total), casi un millar corresponden a los nuevos cursos, lo que confirma el interés que despertaban desde hace años.

Por el contrario, una demanda que se desinfla de forma progresiva es la de alemán. En apenas un lustro ha perdido más de doscientos estudiantes y ha pasado de los 643 a 405. Esta circunstancia es achacada a la pérdida de interés que ha suscitado el país como consecuencia del descenso de la emigración de jóvenes. El bum en las matrículas coincidió en su día con la marcha de titulados en busca de trabajo.

Aún así, la opción de la lengua germánica se sitúa en el tercer puesto, solo por detrás del inglés y el francés y seguida del italiano y el japonés. Este último consigue mantener casi trescientos estudiantes frente al chino, que desciende.

La sede central de la escuela de Vigo, situada en Martínez Garrido, es la que acapara mayor número de estudiantes, en concreto, 3950, seguida de la sección de Coia, con 857. En lo que se refiere a las secciones del área metropolitana, la más concurrida es la de Tui, con 434 alumnos, seguida de Cangas (309), Nigrán (279), Ponteareas (188) y Redondela (168). Todas ellas pierden alumnado, sobre todo, Ponteareas frente a Nigrán que experimenta menos caída.

La pérdida de alumnos es achacada por los responsables educativos a la tibia recuperación económica, lo que hace que la gente tenga menos tiempo libre para dedicarlo a aprender idiomas. El director de la escuela, Dionisio Martínez, lo dejaba claro al poco tiempo de tomar posesión del cargo en el 2016. Detectaba más matrículas cuando la gente estaba en paro.

Otra causa a la que se atribuye la caída es al cansancio y aburrimiento. Muchos de los matriculados confiaban en que el conocimiento de un nuevo idioma les ayudara a encontrar trabajo. Tras comprobar que no era la panacea renunciaron a los estudios.

A las razones anteriores se suma otra mucho más práctica y no menos importante. Se trata de la dificultad para aparcar en las inmediaciones del centro. Esta carencia se ha venido denunciando a lo largo de los años, tanto por parte del profesorado como de los alumnos. Hasta tal punto ha influido este problema, que fue decisivo a la hora de reclamar horarios más largos de clase para acudir menos días. Sin embargo, hay quien piensa no es tan decisivo en la caída del alumnado, ya que también existía en los años más boyantes, cuando la demanda desbordaba.

El inglés sigue a la cabeza en número de estudiantes incentivado por los niveles avanzados

Aumentan los estudiantes extranjeros que quieren aprender español

No todo es cuesta abajo en la Escuela Oficial de Idiomas de Vigo. La parte positiva es el aumento del número de plazas de clases de español para extranjeros, sobre todo en el nivel más básico. La mayoría de estos estudiantes van en busca de unas nociones con las que poder defenderse a la hora de buscar empleo. Suelen mostrar mucho interés, aunque algunos renuncian si encuentran antes trabajo.

El abandono, en general, es uno de los problemas de la escuela al ser la mayoría de las veces una opción secundaria para completar la formación. En caso de que aparezca cualquier otra obligación, los alumnos optan por dejarlo.

Otras veces las ausencias se producen de forma progresiva, se empieza por faltar algún día y se acaba por no volver más. No es de extrañar que los estudiantes acudan con una idea equivocada, pensando que se trata de clases informales, y se encuentren con que se trata de una docencia rigurosa.

Una de las características del centro es la pluralidad, tanto en lo que se refiere a la procedencia como a la edad. En él conviven abuelos y nietos, estudiantes de la universidad, trabajadores, parados y jubilados.

El nuevo plan de estudios con la incorporación de los niveles más altos ha supuesto un gran revulsivo y ha evitado que el descenso de alumnado sea mayor. Muchos fueron los responsables educativos, entre ellos el actual director de Vigo, Dionisio Martínez Soler, que desde hace años reivindicaban la incorporación del nivel mas alto C2 en las escuelas de idiomas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Escuela de Idiomas pierde alumnos por el descenso del paro