Avalancha de 200 demandas por cancelaciones de vuelos desde enero

25 familias viguesas reclaman judicialmente a Ryanair por la huelga de Semana Santa


vigo / la voz

Las reclamaciones por cancelaciones de vuelos aún no han tocado techo y van a más. Un juzgado de Vigo ha tramitado más de 200 demandas de pasajeros contra el transporte aéreo en lo que va de año. Solo en septiembre entraron 38. Los afectados reclaman indemnizaciones por los gastos y perjuicios en los retrasos y anulaciones de salidas de aviones. Las huelgas de tripulantes de Ryanair en Semana Santa y verano han generado contratiempos a miles de pasajeros. No consta que reclamen por los desvíos por obras en el sistema ILS de Peinador en mayo y junio.

Como un goteo, las demandas se amontonan en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo. Este es el tribunal al que cualquier pasajero domiciliado en la ciudad debe dirigirse para litigar.

Hay dos pleitos que están congregando numerosas reclamaciones. Se trata de dos vuelos desde Francia a Oporto cancelados por la huelga de la tripulación de Ryanair en el aeropuerto en el Norte de Portugal. Superan los cien perjudicados que demandas personalmente, con su abogado o a través de plataformas on line.

El paro fue el 1 de abril, domingo de Pascua de Semana Santa. Al menos, 25 familias viguesas con hijos reclaman compensaciones por los gastos que se vieron obligadas a realizar para volver a Vigo por sus propios medios. Algunos piden más de mil euros. Unos pernoctaron en hoteles, otros alquilaron un coche o compraron billetes a Barcelona.

Un vuelo, que ya suma una docena de matrimonios perjudicados, tenía programada su salida a media mañana del aeropuerto de Carcassonne, villa medieval en el sur de Francia, con rumbo a Oporto. La huelga en Portugal frustró la salida de los pasajeros. La aerolínea avisó con dos horas de antelación pero a otros, no.

El segundo vuelo, cancelado el mismo día por el mismo motivo, partía de la pequeña terminal de Beauvais, en la periferia de París.

Juicios por el Celta-Mánchester

Este juzgado ha programado para diciembre dos juicios, uno contra la TAP y otro contra Ryanair, por las cancelaciones de vuelos que afectaron a 60 hinchas del Celta que iban a viajar a la ciudad inglesa de Mánchester en mayo del 2017 a un partido de la European League. La audiencia previa ya está celebrada. La TAP alega una falta de combustible en el aeropuerto y Ryanair acepta pagar el billete pero rechaza las reclamaciones por daño moral ya que, al final, los hinchas celestes llegaron a tiempo al estadio.

Cada pasajero que gana el pleito percibe de 400 a 600 euros más gastos y daños morales.

Del safari gafado en Sudáfrica al tifón de Pekín que desvió el avión

El juzgado tramita todo tipo de demandas contra las compañías y agencias de transporte, caso de un matrimonio vigués de safari, una viajera atrapada por un tifón en Pekín o una usuaria con su silla de ruedas averiada en Alemania. Muchas aerolíneas pactan pero otras se oponen y presentan al juez fotos de ventiscas y nevadas para justificar retrasos.

El miércoles se celebró el juicio promovido por la pasajera viguesa contra una agencia mayorista, a la que achaca sus desventuras en China en el verano del 2017. Viajó de Shanghái a Pekín pero su avión se desvió a un aeropuerto a 170 kilómetros de la capital. La aerolínea culpó a un tifón. Carecía de moneda local (el yuan) y nadie sabía inglés. Los otros pasajeros chinos se amotinaron y la compañía les fletó un tren a Pekín. Llegó a las 6 de la mañana sin saber escribir la dirección del hotel al taxista. Una viajera china le ayudó. Agotada no pisó la cama pues el guía la subió al bus de la Gran Muralla. El juicio quedó visto para sentencia.

En otro caso, un vigués mayor de safari en Sudáfrica sufrió una lesión en una pierna. Este y su cónyuge fueron evacuados del país y perdieron su billete de vuelta y días de hotel sin disfrutar. Exigen compensaciones.

Otra demanda se refiere a una clienta con movilidad reducida que fue a Frankfurt en febrero a ver a su hija pero le averiaron su silla de ruedas eléctrica en las bodegas de avión. Exige mil euros.

Tres viajeros de Renfe recuperaron cada uno 10 euros que pusieron para compartir un taxi a Pontevedra y 21 céntimos en intereses. Una reclamó sin éxito por perder su entrevista de trabajo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Avalancha de 200 demandas por cancelaciones de vuelos desde enero