El caos de señales aumenta en la A-55

A.MARTÍNEZ VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

Más de una docena de indicativos tapados con lonas confunden a los usuarios de la autovía

18 oct 2018 . Actualizado a las 13:54 h.

La autovía A-55, cuyas obras de mejora ya tenían que haber terminado hace más de un año, ofrece una imagen esperpéntica con más de una docena de señales de tráfico tapadas con lonas en el tramo de Vigo a O Porriño. Los conductores se quejan de la confusión que se genera en este vial en un momento en el que ya están instaladas las futuras indicaciones verticales de regulación de velocidad, pero permanecen vigentes las de obra de color amarillo.

Algunas señales están enfundadas de una manera precaria y no se encuentran completamente cubiertas, con el peligro de que se puedan volar con un temporal y crear una situación de riesgo para los conductores en un tramo que, según las estadísticas, es uno de los más peligrosos de España.

No todas las nuevas señales permanecen ocultas. Hay varias que están destapadas, a poca distancia de las señales de obra, generando incertidumbre entre los usuarios de la vía. Por ejemplo, a la altura del hospital Meixoeiro en dirección a Vigo hay una que limita la velocidad a 60 kilómetros por hora y, a menos de un metro de distancia, otra de 80. Los conductores no saben a qué atenerse al pasar por este punto que además está próximo a un radar.