«La permacultura es nuestro sueño»

Un grupo de jóvenes alquilan un terreno entre Sárdoma y Castrelos para crear un espacio autosuficiente. Comparten su experiencia a través de cursos y talleres


vigo / la voz

El ingeniero industrial Gustavo García (Vigo, 1988) es uno de los fundadores de Ecolectivo, una asociación sociocultural sin ánimo de lucro creada hace 4 años y ubicada en Sárdoma, que se dedica a la formación y divulgación de temas relacionados con la ecología y el medio ambiente, pero con un enfoque muy concreto, apoyado en la difusión de la permacultura casi como forma de vida, aunque sea, por ahora, un ideal como lo fue en el siglo XIX para Thoreau, que se retiró al bosque de Walden para vivir por sus propios medios.

-¿En qué pensaban cuando decidieron crear Ecolectivo?

-Pues surgió con la idea de tener un espacio cercano a la ciudad, teniendo en mente la ecoaldea y recuperar una formas de vivir más en contacto con la naturaleza. Pero como no teníamos ni el dinero para comprar unas tierras ni la experiencia para embarcarnos en algo así, decidimos alquilar un terreno, que está entre Castrelos y Sárdoma y desde el minuto cero nos pusimos a aprender y practicar en temas como la huerta, cultivos, energías renovables... todos los campos de conocimiento que conlleva poder hacer realidad una vida autosuficiente en ese espacio de experimentación. Pero tanto para nosotros como para los demás, divulgando y compartiendo nuestra experiencia a través de cursos y talleres. Es como una escuela laboratorio.

-¿Qué les unía cuando lo pusieron en marcha?

-Éramos gente con intereses afines, atraídos sobre todo por la idea de permacultura, que es nuestro sueño y a grandes rasgos consiste en diseñar asentamientos humanos sostenibles, que se autoabastezca y funcione de la forma más eficiente posible, cuidando la tierra y los animales. Profesionalmente venimos de campos muy diversos. Empezamos unas 20 personas y luego se redujo a siete. Aunque a veces nos surgen proyectos relacionados, la mayoría generamos nuestros ingresos al margen de Ecolectivo. Estamos en esa transición. En mi caso, doy clases particulares a estudiantes de ingeniería. Hay un fotógrafo, un iluminador, un carpintero...

-Cuando van a su terreno es como viajar a la utopía, ¿no?

-Algo así. Es como ir materializando lo que nos gustaría para, en unos años, dar un paso más estable. Ahora convivimos, no vivimos allí. Realmente no se podría. Aunque el terreno es grande, más de 7.000 metros cuadrados, legalmente no se puede construir. Los vecinos de la comunidad de montes están encantados de ver gente joven que cultiva el campo.

-¿Es un colectivo abierto?

-No es cerrado, pero hay un proceso de inclusión. Está abierto a compartir ciertos momentos, pero no funciona inscribiéndose como en una asociación.

«Queremos generar una campaña para la compra de árboles»

En ese proceso de darse a conocer, Ecolectivo desarrolla de vez en cuando actividades como talleres, cursos, ferias ecológicas o eventos como el que celebran este viernes, 28 de septiembre, en el que también hay una vertiente solidaria. En su espacio (Camiño Monte da Serra, 38) habrá además «riquísima comida ecológica y vegetariana, bebida artesanal procedente de las manzanas que cultivan y concierto de la viguesa High Paw a las 19.00 horas.

-¿Cuál es la vertiente solidaria?

-Queremos generar una campaña de colaboración para la compra de árboles y mejora de las instalaciones de abastecimiento y almacenamiento de agua, dentro del proyecto Permacultura en el Sáhara, que empezamos el año pasado con la asociación de bioconstrucción Moradas de Tierra. Conocimos a Madani y nos decidimos a seguir ayudando. Por eso organizamos también un curso de permacultura, que es la forma de poder llevar gente y aportar más energía. En el evento intentaremos mantener una videollamada para presentar a Madani y el lugar donde se está desarrollando el proyecto.

-¿La forma de colaborar es solo yendo allí?

-No, se puede apoyar económicamente, como en la fiesta que tenemos el viernes. Con cada tres euros de donativo podemos comprar un árbol. Cuanta más gente vaya y conozca el espacio, mejor. Esa es la forma de apoyar desde aquí. Si están más interesados pueden inscribirse en el curso de permacultura e implicarse sobre el terreno. Hacemos dos cursos al año y el próximo es del 15 al 25 de octubre. Van personas de toda España y nos juntamos en N’Hammid. El eje del curso es la construcción con materiales naturales, reforestación, compostaje y buscar también formas no costosas de desalinizar el agua.

Un proyecto en Marruecos

Madani es un nómada descendiente de los Tuareg que se asentó en M’Hammid, (Marruecos), para intentar frenar el avance del desierto. Su proyecto Source de vie, con el que Ecolectivo colabora, trata de reforestar el oasis y recuperar el palmeral que se está secando y está siendo tomado por las dunas, debido al desvío del cauce del río Draa para construir una presa en Ouarzazate.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

«La permacultura es nuestro sueño»