Juzgados de lo civil empiezan a tramitar las demandas que entraron en primavera

Abogados y procuradores telefonean a los tribunales para saber cuándo van a gestionar su asunto


vigo / la voz

El lastre de la huelga judicial sigue latente. Algunos juzgados de lo civil de Vigo, afectados en su día por la huelga de funcionarios, han comenzado ahora a incoar (iniciar los trámites de un expediente y ponerle un número). Están poniendo en marcha las demandas que los ciudadanos presentaron en marzo, abril o mayo. Son asuntos que llevan medio año amontonados en las mesas sin tocar, a la espera de que el funcionario anote quién ha presentado la demanda, por qué hechos y qué cantidades son reclamadas. Puede ser una demanda que interpuso un casero para echar a un inquilino moroso, un banco o un prestamista que reclaman una deuda a su cliente, un hipotecado que quiere anular sus cláusulas suelo o el dueño de un coche que pide a su seguro que pague una abolladura.

La apertura de estos procesos es tan lenta que el personal de los bufetes de abogados y procuradores telefonean a los tribunales desesperados para preguntar: «¿Cómo va mi demanda?». Se trata de actuaciones judiciales que los despachos emprendieron en la primavera y que, a las puertas del otoño, las salas aún están empezando con los primeros trámites. Los clientes preguntan en el despacho qué pasó con su pleito de principios de año.

El abogado Carlos Borras confirmó ayer que «la verdad es que [el retraso en civil] se nota mucho». El letrado penalista Alejandro Vega dice que «temas míos que tenía que gestionar ya me están avisando, he presentado desahucios, reclamaciones de cantidades o seguros. Son retrasos de tres o cuatro meses, no noté mucho la huelga».

Piden refuerzos

Según una procuradora, este atraso de cuatro meses, e incluso de medio año, se debe a que los tribunales están esperando a recibir refuerzos de funcionarios para sacar adelante toda la carga de trabajo atascada por la huelga. Menciona que una sala de O Porriño aún está incoando lo que entró en febrero.

A lo largo del verano, los oficinistas registraron en el ordenador cada procedimiento que entró durante la huelga y es ahora cuando están poniendo en marcha el proceso. En todo caso, en algunos juzgados de lo civil todavía están registrando informáticamente casos nuevos de julio.

Por ejemplo, en el juzgado de Primera Instancia número 8 de Vigo, fuentes jurídicas comentan que han empezado a incoar los expedientes que tienen fecha de entrada en marzo. La explicación a dicho retraso es que «falta personal y refuerzos».

Hay otros casos similares. En el Juzgado de Primera Instancia número 6, la plantilla tenía incoado ayer su último expediente con fecha de presentación a finales de abril. Y en el civil número 2, están poniendo en marcha asuntos que llegaron en mayo.

En la sala número 1, una jurista explica que «cada funcionario lleva su ritmo de incoación», por lo que es posible que algunos puestos vayan más adelantados que otros. Por tal motivo, en algún tribunal, no saben exactamente qué mes están tramitando.

La jurisdicción de lo social va más al día en las gestiones puesto que incoan asuntos laborales presentados en julio o ya están al día. Eso no quita que algunas laborales que ya arrastraban un atasco pongan fecha a los juicios para finales del 2019, «casi el 2020».

El portavoz de Alternativas na Xustiza-CUT, Pablo Valeiras, advierte de que «hai miles de demandas sen incoar en civil, social ou contencioso. Os plans de recuperación da Xunta non contan con que ese traballo vai xerar xuízos ata polo menos mediados do 2019. Van coller un retraso brutal».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Juzgados de lo civil empiezan a tramitar las demandas que entraron en primavera