La guerra de los Balcanes, en viñetas

El álbum «El espíritu del escorpión», con guion del vigués Fernando Llor, opta a cinco premios de la Comic Con de Madrid


vigo / la voz

Al guionista Fernando Llor (Vigo, 1982) le empiezan a llegar buenas noticias de su último trabajo. Este verano publicó junto al ilustrador madrileño Pablo Caballo El espíritu del escorpión. Ayer les comunicaban que se ha colado entre los nominados a los premios de la industria del cómic de la convención Comic Con de Madrid en cinco apartados: Mejor portada, mejor entintador, mejor autor revelación, mejor guionista nacional y mejor obra nacional. El próximo 21 de septiembre se conocerán los ganadores de la segunda edición de los galardones que cuentan con 14 categorías y pretenden dar cabida a todos los sectores del llamado noveno arte. El espíritu del escorpión, que edita Panini, es una de las obras más nominadas del evento y competirá con títulos como Goya, lo sublime terrible, de El Torres y Fran Galán o Black Holes, de Borja González. El autor del texto está muy ilusionado porque tras el salón del cómic en Barcelona, es el más relevante en el ámbito estatal.

La obra trata sobre el criminal de guerra Radovan Karadzic, ex presidente de la República Sprska en Bosnia, que era psiquiatra y fue responsable de la matanza de Srebrenica en la que murieron 8.000 musulmanes bosnios. Tras su huida permaneció oculto durante más de una década haciéndose pasar por un terapeuta energético llamado Dragan Dabic. El vigués se topó con la historia real del genocida de la guerra de los Balcanes buscando documentación para otro trabajo. «Me tropecé con un artículo de la escritora y cineasta Jasmina Kusanovic sobre el shock que causó en la sociedad serbia al descubrir la forma en que este criminal de guerra se sabía estado ocultando y empecé a investigar más sobre él», cuenta.

Fernando Llor estudió en la Escuela de Imagen y Sonido de Vigo, trabajó en la Escuela Superior de Artes Cinematográficas de Galicia y acabó enganchado a la especialidad de guion. Ya tenía tres obras publicadas cuando hace dos años presentó, también con Panini bajo el sello de Marvel, el álbum Ojos grises, ilustrado por Roger Vidal, al que le siguió Sangre en el suelo.

Desde entonces el vigués se ha incorporado a la escuela O Garaxe Hermético, la escuela de cómic que dirige Kiko Da Silva en Pontevedra. La docencia forma parte de su rutina, ya que antes impartió cursos en el Cine Clube Lumiére y otros colectivos.

Además colabora en la revista A viñeta de Schrödinger, una nueva revista de cómic promovida por A Mesa pola Normalización Lingüística para fomentar el uso del gallego entre los jóvenes.

Llor no considera que sea más complicado abrirse camino en el sector como guionista, pero sí reconoce que «es necesario presentarse ya con un dibujante a no ser que seas una superestrella. Esto no deja de ser un arte visual y vender una idea sin imágenes que la acompañen es muy difícil», valora. Por otra parte, el papel del guionista es esencial. Muchos ilustradores se crecen creyendo que porque dibujan bien pueden poner en pie una historia, pero a menudo terminan requiriendo los servicios de los que saben.

Hasta el momento El espíritu del escorpión, editada por Panini en su sello Evolution, ya tiene aseguradas una edición en Francia de la mano de la editorial Presque Lune y otra en Portugal con la editora Escorpiao Azul. Las críticas y reseñas sobre la obra han sido muy positivas en diferentes medios especializados, destacándola como uno de los títulos del año por su forma de tratar el pasado reciente de Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La guerra de los Balcanes, en viñetas