«Nos diferencia la creatividad»

La escuela de música moderna que dirige el guitarrista vigués David Zarandón se convierte en la única en Galicia que ofrece titulaciones acreditadas de Trinity College y Rock School


vigo / la voz

David Zarandón (Vigo, 1981) empezó, como muchos chavales, tocando de manera autodidacta, soñando con convertirse en legendario guitarrista de rock. Como le gustaba tanto siguió una formación más académica en centros como el Ateneo Jazz de Madrid y en el Miami Jazz Guitar, pero poco a poco, sus intereses fueron cambiando y la docencia le resultó cada vez más apasionante. Por eso estudió Magisterio en Pontevedra. Así, él también creó escuela, pero literalmente, ya que hace cinco años puso en marcha en Vigo la suya: DZtta Music Center. El espacio formativo no nació como uno cualquiera, porque ya tenía el visto bueno de la entidad británica Rock School en la que Zarandón tiene el máximo nivel, equivalente a una licenciatura. Ahora, además, cuenta con titulación del Trinity College of Music of London.

-¿Cómo surgió esta oportunidad y qué cambia o en qué mejora las titulaciones que ofrecen?

-Con Rock School nos va muy bien, de hecho estamos entre los centros más importantes de España, ya que somos el segundo en número de alumnos. Pero surgió la oportunidad de estar también con Trinity. Nuestro centro ya es conocido y se pusieron en contacto con nosotros para ofrecernos esa posibilidad. Al principio pensé en descartarlo porque con Rock School estamos muy contentos, pero tras barajarlo, decidimos incorporar esa oferta. Normalmente se opta solo por una porque se ve como una cuestión de competencia. Yo no. En vez de rivalizar, es unir fuerzas. Vamos a seguir potenciando Rock School. Trinity es un complemento. En Galicia hay escuelas con Rock School y otras con Trinity. Con las dos, solo nosotros.

-¿Qué aporta Trinity a lo que ya tenían?

-Por ejemplo, la posibilidad se sacarse dos titulaciones a la vez, que de cara a estudiar fuera siempre da más puntos para entrar en algunas universidades. En España somos los únicos que ofrecemos esa posibilidad. Por otra parte, como Trinity tiene titulaciones diferentes a Rock School (aunque otras son comunes), este año vamos a introducir la opción de examinarse de violonchelo y violín, instrumento que está teniendo mucho tirón porque lo imparte Patricia Moon, que también da clases de piano.

-¿Qué instrumentos se pueden simultanear para esa titulación?

-Guitarra, bajo eléctrico, batería, teclado y voz.

-¿Y al igual que con Rock School, vendrán examinadores de Londres a Vigo?

-Sí, es el mismo método. De hecho es una de las cosas que más les gusta a los alumnos, porque a veces son conocidos. Entre los últimos que vinieron estuvo el batería de Sting y Stephen Gilchrist, que toca en la banda de Graham Coxon, de Blur.

-¿Qué tiempo suele invertir un alumno en sacarse un título?

-Son ocho niveles, pero no implica que tengas que estar ocho años. Es solo una referencia porque la gente viene con objetivos muy diversos, desde el que no tiene prisa al que se dedica por completo y se saca dos cursos por año. Hay alumnos de todas las edades. El que más exámenes hizo este año pasa de los 60. También tenemos profesores de conservatorio y alumnos que terminaron la carrera de música. Es bastante habitual, sobre todo en formación vocal.

-Además de contenidos, ¿qué les diferencia más de los conservatorios?

-La creatividad. En el ámbito de la música moderna el objetivo es formar parte de una banda, ser compositor...., y en los conservatorios, aunque ellos dirán que no, el propósito central es interpretar piezas de otros. Por eso nosotros potenciamos el estudio de la armonía.

«Me gusta tocar pero me encanta enseñar. Me siento más profesor»

Aunque Rock School, organización examinadora establecida en el Reino Unido desde 1991, está presente en 40 países, su director internacional, John Simpson, acudió a la de Vigo este verano con motivo de la participación del centro en una de las actividades formativas del SeaFest, algo que congratula especialmente al vigués, que recalca la importancia de la tarea educativa que desarrollan.

-No llega con ser buen músico, ¿no?

-Exacto, eso es una parte pero hay que saber enseñar, conocer la didáctica y seguir la programación. Nuestros profes tienen currículos destacados nos solo por tocar sino por tener titulaciones oficiales. La profesora de voz, Sabela Cereijo, hacía musicales con Nacho Cano pero estudió canto. Patricia Moon, por ejemplo, fue becada en Berkeley, que es de las mejores del mundo. Todos seguimos una formación continua. Este año el profesor de bajo hizo el curso de ukelele y a mí también me gustaría. Este año empezamos clases de iniciación para niños de 4 a 6 años y el ukelele es ideal para eso.

-¿Su afición a tocar la dejó atrás por la enseñanza?

-No, aunque me siento más profesor. Me gusta tocar pero me encanta enseñar. Y estuve en bandas de rock duro, pero mi estilo musical abarca mucho más que eso. De hecho, ahora estoy con Patricia Moon, que me volvió a rescatar para el directo. Es más, su banda actual está formada por buena parte de los profes de la academia.

-¿Hay alguna asignatura que no requiera saber tocar?

-Pues sí. Tenemos la primera titulación oficial del mundo en producción musical, que ofrece desde el año pasado Rock School. El ingeniero de sonido Pancho Suárez de Lis es el maestro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Nos diferencia la creatividad»