«Llevo un collar con alarma porque mi vecino me atracó con un cuchillo en casa»

La víctima vive atemorizada, blindó su vivienda y no sale sin el botón de emergencias


vigo / la voz

Una viuda de 68 años que vive sola en un piso de Bouzas va siempre protegida con un collar con alarma antipánico para superar el estrés que le causó su vecino tras atracarla en mayo a punta de cuchillo en su casa y decirle que la tenía que matar. La víctima logró engañar y zafarse del asaltante pero, pasado el susto, empezó a vivir aterrorizada por dicho episodio y blindó su vivienda con una alarma privada. Sus allegados la telefoneaban a cada rato para saber si había llegado bien a casa. Ahora, ella porta consigo un collar antipánico conectado a una casa de seguridad y activa una alarma silenciosa si se siente en peligro. El radio de acción del colgante abarca su piso, el ascensor y el vestíbulo del portal. Al pulsar el botón, la centralita privada avisa a la Policía Nacional, que envía una patrulla.

El vecino que atracó a la mujer ya está en prisión y compareció ayer en el Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo. En una vista por conformidad aceptó tres años, dos meses y un día de cárcel como autor de un delito de robo con violencia en casa habitada y con instrumento peligroso y una multa de 120 euros por las lesiones. A la víctima le preocupa que el implicado, al que conoce desde que él nació, salga de permiso y se lo cruce por los pasillos del edificio. Insistió en que le impusiesen una orden de alejamiento. «Si está en la calle, me entran sudores fríos», dice.

La agresión ocurrió al filo de la medianoche del 22 al 23 de mayo. El vecino, al que conoce desde que era un niño, timbró en su puerta para pedirle el favor de controlar el bolígrafo de insulina de su madre enferma de 74 años con la que convivía. La vecina, madre de tres hijos ya independizados, abrió en camisón confiada y lo dejó entrar pero, para su sorpresa, él sacó un cuchillo de cocina, que le puso al cuello y la tumbó en la cama de su habitación. «Pasé mucho miedo pero en ese momento no sé de dónde saqué fuerzas para hacerle frente. Me dijo que me tenía que matar, que no podía salir viva de allí», dijo ayer la víctima tras la vista.

«Forcejeamos, me corté en un dedo al agarrar el filo, le cayó el cuchillo e intenté escapar pero me dio un golpe. Me podía haber pasado de todo y nadie se daría cuenta porque al día siguiente me iba de excursión. Le dije que si había pensado lo que estaba haciendo, si había pensado en su madre y sus cuatro hijos», explica. El intruso le exigió 700 euros para abonar una deuda y ella prometió no llamar a la policía y bajar al cajero automático a sacar el dinero. Con engaños, lo encaminó hacia la puerta y, cuando él pisó el pasillo, ella cerró. A salvo, pidió socorro a su hermana, que vive cerca, la cual alertó a la policía. El asaltante escapó y, dos días después, fue detenido. J.M.V.V. está en la prisión de A Lama y tiene delitos pendientes. Le atribuyen un atraco a un quiosco de su barrio. 

El colgante con alarma puede lanzar un SOS desde el piso, el ascensor o el portal.

Otro caso

También fue condenado ayer otro vigués por abrir un boquete con un cuchillo en la puerta de una vecina, a la que conoce desde hace 40 años. La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo le impuso tratamiento médico porque tiene una eximente incompleta por drogas y trastornos. Según él, su vecina lo perdonó y ahora se llevan bien.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Llevo un collar con alarma porque mi vecino me atracó con un cuchillo en casa»