PSA retrasa al 10 de septiembre la vuelta al trabajo de un millar de empleados por falta de piezas

La empresa no recibe cajas de cambios suficientes y prioriza la producción de las furgonetas ligeras


vigo / la voz

PSA Vigo arranca después del periodo vacacional al ralentí por la falta de suministro de piezas. Más de mil empleados han tenido que posponer al 10 de septiembre su vuelta a la fábrica de Balaídos. Se trata de los trabajadores que se dedican al montaje de los modelos C-Elysee y Peugeot 301. Estos obreros tenían que regresar el 5 de septiembre.

El retraso se debe a la falta de piezas disponibles en el almcén. En concreto, escasean los dos tipos de caja de cambios que se suministran desde la fábrica del grupo PSA en Valenciennes. La empresa señaló que la «alta demanda» que tiene el grupo para algunos modelos ha hecho que se tenga que priorizar la fabricación de las furgonetas K-9 en detrimento de otros turismos. Para responder a la demanda comercial de los nuevos Peugeot Partner y Peugeot Rifter, Citroën Berlingo y Berlingo Van y Opel Combo y nVauxhall Combo (que son los modelos englobados con el nombre en clave K-9) se ha puesto en marcha un cuarto turno de trabajo en el centro de Vigo, constituido por 900 personas, y un tercer equipo, con 225 personas, en Mangualde.

Por primera vez en su historia, Balaídos producirá vehículos de las marcas Opel y Vauxhall. Las factorías de Vigo y de Mangualde han llevado a cabo importantes transformaciones en el útil industrial para acoger la producción de la K-9.

Antes de las vacaciones de agosto, la factoría de Vigo ya tuvo escasez de las cajas de camio, lo que obligó a adelantar las vacaciones de los trabajadores del 3 al 1 de agosto.

Los días no trabajados ahora por la demora en la cadena de producción los recuperarán más adelante, según señalaron fuentes oficiales de la empresa. En cambio, los responsables de Comisiones Obreras opinan que «nos encontramos ante una situación que, por sus circunstancias, no debe ser asumida por el sistema de bolsa de horas».

En la mañana de ayer los sindicatos fueron convocados por la dirección. En la reunión la empresa les informó de cuestiones relativas a los trabajos realizados en el período vacacional y el arranque de la producción. En la línea de montaje 2, la reanudación de la producción fue «con cierta normalidad» y la reincorporación del grueso de la plantilla tuvo lugar el pasado lunes. Ese día comenzaron a trabajar unos cinco mil trabajadores.

En esta línea o sistema II se fabrican las nuevas furgonetas K-9 que tendrán diferentes nombres comerciales, ya que se usarán para fines industriales y para uso como vehículo familiar. «En el sistema I, la producción va a tener un nuevo impacto motivado a la situación inestable de alguno de los principales mercados del y sobre todo, a la continuidad en los problemas de abastecimiento de las cajas de cambio».

En la línea I se fabrica el Citroën C-Elysee, que está destinado al mercado nacional pero también está pensado para la exportación a países emergentes del mundo árabe y africanos. También se produce el Peugeot 301.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

PSA retrasa al 10 de septiembre la vuelta al trabajo de un millar de empleados por falta de piezas