Caballero culpa a la Xunta del retraso de 11 obras valoradas en 29 millones

El alcalde asgura que Feijoo impide inversiones en Vigo por motivos electorales


vigo / la voz

El accidente de O Marisquiño desató una tormenta política en Vigo en la que el grupo municipal del Partido Popular no tardó en mover ficha y exigir al alcalde, Abel Caballero, la convocatoria de un pleno extraordinario para dar todas las explicaciones sobre las razones que condujeron al desplome del muelle de As Avenidas en la noche del 12 de agosto. Los populares amenazaron también con denunciar ante la Fiscalía al gobierno local por no facilitarle la documentación solicitada. Con el pleno fijado ya para el próximo 5 de septiembre y la afirmación de haber entregado puntualmente todos los papeles solicitados por la oposición, Caballero pasó ayer al ataque. «Me gustaría que el Partido Popular de Vigo denunciara también el boicot activo por parte de la Xunta a las humanizaciones de esta ciudad», reclamó el mandatario socialista después de acusar al Gobierno autonómico de paralizar administrativamente once obras por valor de 29 millones de euros. «Obras pagadas por la ciudad y llevadas adelante por la ciudad desde el Ayuntamiento», enfatizó Caballero.

El regidor hizo referencia a una serie de inversiones aprobadas por el gobierno local, pero que, según él, están pendientes de iniciarse por la falta de autorización del departamento autonómico de Patrimonio. «Estamos ante un intento de la Xunta de paralizar los proyectos de la ciudad por razones electorales», censuró.

Entre los casos citados por Caballero está la humanización de la avenida de Camelias, entre Juan Ramón Jiménez e Hispanidad, presupuestada en 2,35 millones. Tampoco pueden arrancar las obras de mejora de calles como la avenida de García Barbón, de Serafín Avendaño a Rosalía de Castro por valor de 512.000 euros y entre Rosalía de Castro e Isaac Peral por 1,2 millones; la calle Travesía Escuelas Públicas, con un presupuesto de 294.000 euros; o la Ronda de Don Bosco, a la que se destinan 1,8 millones. Los 400.000 euros dedicados a la sustitución de una parte de la red abastecimiento de la calle Venezuela, entre Marqués de Alcedo y Taboada Leal, está también en aire. Del mismo modo, el Concello exige una solución para poder construir el campo de fútbol de la Mina, con un precio de 300.000 euros y ejecutar la mejora de la red de abastecimiento de Teis.

Abel Caballero criticó también la tardanza del Ejecutivo de Feijoo en procesar las alegaciones presentadas contra la paralización del proyecto de la Porta do Sol y de la transformación de la Gran Vía. Una iniciativa esta valorada en 5,2 millones de euros financiada con fondos europeos que tuvo que ser dividida en tramos al carecer el proyecto del visto bueno de Patrimonio. Asimismo, se quejó de que el pabellón de Matamá no sea tramitado por la llamada ley Vigo.

Al paso de estas acusaciones salió el subdelegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López Chaves, para decir que «Caballero confunde paralización con tramitación» y que obras como el pabellón de Matamá no dependen de la Xunta, sino «de la voluntad municipal». Por otro lado recordó que la Xunta «es la administración que más invierte en la ciudad con 700 millones en los últimos años», remató.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Caballero culpa a la Xunta del retraso de 11 obras valoradas en 29 millones