La Luna


Cuenta la leyenda guaraní que una joven llamada Yasí Ratám, que vivía a orillas del río Paraná, se enamoró de la Luna. Cada noche acudía a contemplarla y lloraba desconsolada cuando el satélite natural de la Tierra no acudía a su cita o quedaba oculta por las nubes. Un día decidió salir a su encuentro y recorrió durante semanas la selva, escaló altos árboles y subió montañas. Pero regresó abatida porque nunca consiguió alcanzarla. Así que se acercó al río a refrescar sus pies llagados y se encontró sobre la superficie a la propia Luna, que la estaba esperando. Y, para festejar el reencuentro, de las aguas del Paraná emergió un nenúfar gigante.

El cuento es bonito y algo ñoño, según los gustos. Pero lo increíble es que nos lo podrían contar cada verano en una finca de la avenida de Samil, donde se conserva uno de los tres ejemplares de nenúfar gigante (Victoria cruziana) que hay en todo el mundo visitables fuera de la Amazonia. Fue donado por los Kew Gardens de Londres a la fundación Sales, que es un pequeño gran lujo del que disfrutamos en Vigo, y que pide una visita con urgencia.

Esta semana, floreció la Victoria cruziana, en un gran acontecimiento que dura sólo 48 horas. Medios de toda España han recogido la noticia, que nos habla de la importancia de este jardín botánico.

El fenómeno también nos demuestra que Vigo tiene muchas razones para salir de casa. Y que, no muy lejos de nuestro portal, sin volar a ningún sitio, hay lugares que merecen la pena. Los guaraníes los saben: no hace falta recorrer medio mundo para buscar la Luna. También está al lado de casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Luna