Verdes más allá de O Padornelo

Nueve de los veintidós futbolistas del Coruxo han nacido lejos de Galicia y todos son caras nuevas


vigo / la voz

El nuevo Coruxo está lleno de caras nuevas y buena parte de ellas no habían pisado Galicia hasta hace unas semanas. Al menos, no para quedarse. Andaluces, alicantinos, murcianos, navarros y hasta un serbio conviven en el vestuario verde en el que durante la precampaña, además de fútbol, también se ha hecho piña. Por lo de pronto el Coruxo y Vigo están encajando bien en los foráneos.

«Estas semanas han ido muy bien, empezamos con muchas ganas de conocernos cuanto antes entre todos, de hacer un grupo bueno, que al final es lo importante, y conseguir lo antes posible el objetivo», cuenta Sergio Rodríguez, emeritense que llega para reforzar la defensa tras su paso por el Lorca y el Extremadura.

Nacho Lorenzo, murciano de San Pedro del Pinatar, es otra de las caras nuevas de la plantilla nacidas más allá del Padornelo y asegura que no ha sido difícil compaginar el vestuario gracias, en parte, a la colaboración de los veteranos. «La gente es estupenda, los que ya estaban del año pasado nos están ayudando mucho a adaptarnos. Hay un buen vestuario y creo que eso va a colaborar mucho para hacer una temporada buena en la que habrá mucho trabajo para lograr el objetivo».

Néstor Franco pone la nota alicantina al equipo de Jacobo Montes. Llegó para disputarse con Alberto la titularidad en la portería verde y celebra que se está «adaptando muy bien. Espero trabajar mucho en equipo y lograr el objetivo de la salvación». Ese es el ideario que todos los futbolistas han asumido, y para alcanzarlo lo primero es hacer grupo.

Desde que pisó O Vao por primera vez, Santi Samanes, navarro de Berriozar que llega procedente del filial del Valladolid, se ha sentido como en casa. «La adaptación ha ido muy bien porque estamos unos cuantos que somos de fuera y varios compañeros que son de mi misma edad. Estoy muy contento con la gente y la ciudad», dice el futbolista, haciéndose eco del pensamiento reinante.

Pablo Aguileras nació en una pedanía de Los Palacios, en Sevilla, aunque llega a Vigo vía Murcia. Las primeras semanas del delantero han marchado a la perfección. Ha sido el máximo goleador de la pretemporada con cinco goles y se entiende bien con sus nuevos camaradas de vestuario, gallegos y no gallegos, porque el fútbol no entiende de direcciones. «Vamos todos a una, el equipo está muy compenetrado. Estas semanas han marchado muy bien y tenemos muchas ganas y muchísima ilusión por que comience la liga».

Entre la veteranía del chantadino Borja Yebra y la juventud de Javi Megía distan doce años. El madrileño, que procede del Alcorcón B, se prepara para vivir su debut en la categoría de bronce en un vestuario en el que está feliz. «Voy a intentar aportar todo lo que pueda en lo colectivo. Es mi primer año en Segunda B y espero que nos salvemos cuanto antes para hacer un buen curso a partir de ahí».

«Maridar tantas caras nuevas no es fácil, está claro que entre que nos conocemos y cogemos las ideas del entrenador, pasa un tiempo, pero creo que tenemos ya todos una idea de lo que queremos y toca plasmarla en el campo». Palabra de Sergio Rodríguez.

La nota internacional

Jacobo Montes y su hermano Marcos han intentando desde el principio que en el vestuario reine la harmonía, pero también la exigencia para alcanzar la permanencia. En ello colaborarán Pablo Crespo, nacido en San Vicente de Torazno, en Cantabria, y que regresa a O Vao tras su paso por el Boiro, Juampa, nacido en Buenos Aires y que ha recorrido el mismo camino, y Avdic, que pone la nota europea, ya que nació en Serbia. El centrocampista viajó ayer a su país para arreglar una cuestión burocrática y regresará cuanto antes.

Jacobo: «Agora o xogador o que necesita é competición»

El Navalcarnero llama ya a la puerta del Coruxo, que el domingo a las 18.30 horas disputará su primer partido de temporada. La liga arranca y el equipo de Jacobo Montes está preparado para pelear por su objetivo: «Non pasar os apuros do ano pasado».

Al hacer un repaso a la pretemporada, el técnico distingue dos partes. «Estivemos ben as primeiras catro semanas e nos dous últimos partidos xeramos algunhas dúbidas, pero as pretempadas son enganosas, depende da carga de traballo que levas, das probaturas, entón, non lle damos importancia aos resultados. A nivel de xogo nas últimas dúas semanas o equipo estivo máis canso física e mentalmente», explica. El redondelano está tranquilo porque sabe que «agora o xogador o que necesita é ver a competición preto. Os tres adestramentos desta semana son os mellores dende que comezamos, porque o xogador o que quere é competición». La eliminación de la Copa Federación dejó «mal corpo», pero no traerá resaca en forma de dudas, asegura el técnico, ya que «o futbolista sabe que agora se centra na liga».

Para Jacobo Montes este será su primer proyecto completo en Segunda B tras salvar in extremis al Coruxo el curso pasado. «Non sinto vertixe. Isto é o que me gusta, adestrar xa sexa en Preferente ou en Segunda B».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Verdes más allá de O Padornelo