«El trazado es muy complicado en la ciudad»


La calle Areal, García Barbón y Sanjurjo Badía muestra, cada vez en mayor cantidad, el gran uso que de esta ruta están haciendo los peregrinos que se dirigen a Santiago. Sin embargo, cuando entran en la ciudad, muchos de ellos se encuentran con muchas dificultades para poder hallar la ruta correcta.

«En una ciudad, el trazado del Camino es muy complicado y, en Vigo, se están perdiendo los peregrinos», explica Ignacio López-Chaves para significar la necesidad de emprender un plan urgente de señalización por las calles de Vigo.

Especialmente complicada es la entrada en el término municipal. Muchos peregrinos confunden el trazado y acaban empleando rutas más largas para alcanzar el centro de la ciudad. La ruta marcada por la Xunta recoge la entrada por Saiáns y continúa paralela a la carretera de Camposancos hasta llegar a la iglesia de Coruxo. Después, cruza la avenida de Ricardo Mella y discurre por la senda del río Lagares hasta llegar al parque de Castrelos.

La salida de la ciudad también se plantea con muchas dificultades. Tras el paso de García Barbón y Sanjurjo Badía, es habitual comprobar cómo muchos peregrinos se desvían de la ruta y emplean trazados más largos para salir de la ciudad. El presidente de la Asociación de Amigos de Camino Portugués, Celestino Lores, explicaba a La Voz que es habitual oír quejas por la ausencia de señales en Vigo.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

«El trazado es muy complicado en la ciudad»