Feijoo intenta recomponer el PP vigués en una reunión reservada

La cita, que se celebró en Pontevedra con Elena Muñoz, Javier Guerra y Mantilla, concluyó sin acuerdos


vigo / La Voz

El cerca de medio centenar de militantes críticos del PP vigués identificados con el exconselleiro Javier Guerra, mantienen un perfil bajo a la expectativa de ver cómo se planifica la campaña electoral de las municipales de dentro de nueve meses y el resultado que en ellas obtenga la dirección de su partido.

Han optado por no exteriorizar sus críticas, pero pese a ello la mera existencia del grupo ha generado preocupación en la dirección gallega del partido, que trata de apagar cualquier fuego interno que pueda surgir a punto de enfilar los comicios.

La división existente en el PP vigués, aunque ha perdido intensidad tras la bajada de Ciudadanos en las encuestas, ha propiciado un encuentro reservado del presidente del partido en Galicia, Alberto Núñez Feijoo, con la líder de la formación en Vigo, Elena Muñoz, y con Javier Guerra.

La reunión se celebró en Pontevedra, justo antes del verano, propiciado por el exsenador Carlos Mantilla, según manifiestan varias fuentes del partido a La Voz. El político vigués propuso dicho encuentro a Feijoo para «recomponer» el partido antes de afrontar la campaña de las municipales. El resultado no se acercó a dicho objetivo, manifiestan los testimonios consultados, apuntando que incluso tras el mismo se rompió la sintonía que el propio Mantilla guardaba con el grupo de Guerra.

En la cita, celebrada en ambiente tranquilo -aseguran-, se expuso el punto de vista crítico que el exconselleiro mantiene respecto a la gestión en el PP vigués de su excompañera de Gobierno, a la que achacan no haber propiciado la integración del grupo derrotado en el último congreso local del partido. Tampoco la propuesta de la dirección del PP de Vigo de asentar a los críticos en una vicepresidencia, cuatro puestos en la junta local y un cargo de vicerresponsable de área, fueron aceptadas por el grupo de Guerra, añaden las fuentes consultadas.

Sin acuerdos

«La reunión pudo ser más fructífera, pero no lo fue», destacan militantes conocedores del encuentro celebrado en Pontevedra, dando muy pocas posibilidades a la reconciliación política de los dos exconselleiros. Lo que sí se expresó por parte de Guerra a Núñez Feijoo fue su compromiso de informarle a él en primer lugar si decide a abandonar el partido, como llegó a anunciar a sus más afines, para recalar en Ciudadanos.

Su grupo coincide en esperar acontecimientos como militantes dentro del partido, en lugar de formar una candidatura independiente, entrar en bloque en Ciudadanos u optar por seguir en el PP a largo plazo, las opciones que barajaron como posibles salidas en las reuniones mensuales que el grupo de Guerra celebra en Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Feijoo intenta recomponer el PP vigués en una reunión reservada