La Xunta estudiará declarar BIC las estaciones de tranvía de Vigo y Nigrán

Patrimonio pone como condición para abrir expedientes que se lo pidan los ayuntamientos implicados


vigo / la voz

Ante la presión vecinal para impedir que la estación de tranvía de Canido se venga abajo, la Dirección Xeral de Patrimonio aclara que, efectivamente, el 8 de mayo del 2017 recibió la petición de la asociación de vecinos de la parroquia de San Miguel de Oia, en la que se ubica dicha estación, para que se declare bien de interés cultural (BIC). La solicitud no solo incluía a esa estación, sino también a las otras tres supervivientes en Vigo y Nigrán: Coruxo, Panxón y A Ramallosa.

Un mes después, en concreto el 6 de junio del 2017, Patrimonio solicitó a estos dos concellos informes en el ámbito de sus competencias al estar ubicadas en sus términos municipales. Sin embargo, transcurrido un año, el organismo de la Consellería de Cultura no obtuvo respuesta, tal como asegura.

Esta circunstancia ha impedido a Patrimonio iniciar el expediente, de ahí que no haya respondido a la solicitud de los vecinos.

Sobre el estado de ruina que presenta la estación de Canido, la Xunta alega que «son los propietarios del bien los que tienen la obligación de conservarlos». A ello añade que «las administraciones locales, en el ejercicio de sus competencias, deben velar por el estado de los bienes que se encuentran en sus respectivos municipios».

Patrimonio apunta que no puede exigir que se restaure la estación para que no se caiga por completo porque, como norma general, actúa a requerimiento de los concellos , que son los que cursan la orden de ejecución. Una vez recibida esa orden, la dirección xeral la revisa, al precisar de autorización, y decide informar favorable o desfavorablemente, según el caso.

Al alcalde de Nigrán, Juan Carlos González, le pilló por sorpresa la advertencia de la Xunta, ya que tenía idea de que se había respondido, aunque no lo ha confirmado. Le parece muy bien la idea de solicitar la catalogación de bien de interés cultural. Tampoco el Concello de Vigo ha explicado qué pasó con el requerimiento de la Xunta.

La asociación de vecinos de San Miguel de Oia ha denunciado en reiteradas ocasiones, a través de su presidente Jorge Rodríguez, el estado crítico de la estación de Canido, vallada y apuntalada, sin que nadie haga nada para evitar que desaparezca. Recuerda que el inmueble forma parte de la historia de Vigo y que tendrían que ser todos los vigueses los que salieran en su defensa. En el caso de las otras tres estaciones no corren peligro al tener todas adjudicado un uso. La de Coruxo acoge el centro cívico que da servicio a esa parroquia y que, por tanto, es muy utilizada. Las de Panxón y Ramallosa, en el municipio de Nigrán, se dedican a centro de información de la mujer y a centro de mayores respectivamente, por lo que no corren peligro de abandono.

La Consellería de Cultura y Educación ya frustró en el 2010 el derribo de la estación de Canido cuando estaba a punto de ser víctima de la piqueta. El inmueble ha pasado por distintas manos y calificaciones urbanísticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta estudiará declarar BIC las estaciones de tranvía de Vigo y Nigrán