La pasarela de la discordia que cedió durante O Marisquiño

La polémica por el deterioro de la zona se remonta años atrás. La competencia sobre su conservación centró varias disputas entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria

Usuarios del puerto de Vigo: «Esto se veía venir. La estructura de hormigón estaba totalmente oxidada» Amelia González y Adelardo Pena tuvieron un barco en el pantalán. Ambos coinciden en señalar que «era algo previsible». A José el accidente le pilló muy cerca. Hoy relata los momentos de angustia que se vivieron

Redacción

El mal estado del pavimento de la zona en la que se celebra O Marisquiño y donde tuvo lugar un derrumbe esta madrugada no es un tema nuevo. Uno de los espacios más atractivos de la ciudad para pasear lleva años lleno de trampas para los peatones, que han denunciado en numerosas ocasiones el peligro que supone caminar por esa zona. El accidente de esta madrugada ha dejado cinco heridos graves y más de 300 heridos en un derrumbe que podía haber sido pero. El paseo marítimo de Vigo no soportó la gran cantidad de asistentes, casi todos jóvenes.

Así amanece la pasarela que se derrumbó durante O Marisquiño Más de 310 asistentes resultaron heridos, cinco de ellos graves, tras ceder esta zona del paseo de Montero Ríos, en Vigo

La tragedia se ha producido en pleno verano y durante uno de los eventos que más gente congrega en este espacio, pero ya en febrero del 2016 los usuarios denunciaban el mal estado del paseo de madera ubicado frente al Náutico. Muchas tablas estaban rotas o levantadas, lo que hacía que fuera fácil tropezar o meter el pie en un agujero.

Los propios usuarios del puerto aseguraban esta mañana que el estado de corrosión en el que se encontraba la estructura era conocida por todos propietarios de embarcaciones que usan las instalaciones. Amelia González es una de ellas; tuvo una embarcación durante 20 años y un pantalán en concesión en la zona exacta del accidente hasta el año 2011. Y asegura que ya entonces «la estructura de hormigón, los pivotes, estaban totalmente oxidados». Reconoce que el accidente no le ha sorprendido porque hace siete años ya «se veía que faltaban trozos de hormigón, era algo que todos los usuarios comentábamos», informa Alejandro Martínez.

Afluencia de gente en el Festival de cultura urbana O Marisquiño del 2017 en Vigo.
Afluencia de gente en el Festival de cultura urbana O Marisquiño del 2017 en Vigo.

Y este mismo mes, justo antes del arranque de O Marisquiño, la concejala del PP Elena Muñoz anticipaba la tragedia de esta noche: «El lugar donde se celebra no está en condiciones. Maderas rotas, puntas al aire... el Paseo de las Avenidas presenta una situación peligrosa. Esperemos por el bien de todos que no pase nada durante ni después del evento», escribía en redes sociales el pasado 7 de agosto.

La plataforma afectada se construyó en 1994, la adjudicó Zona Franca y se hizo a la par que el túnel de Beiramar, del ingeniero Marcos Pantaleón, mientras que la otra estructura, ahora destrozada, es de la autoría de Vázquez Consuegra y recibió un premio europeo de frentes marítimos, según informa Efe.

El convenio de Abrir Vigo al mar suscrito por el Puerto, Zona Franca y el Concello obliga al Ayuntamiento a mantener el paseo en «perfecto estado de mantenimiento». El acuerdo fue firmado en 1992 y tiene una vigencia de 50 años. Durante los últimos meses se arreglaron las losas de piedra pero no se renovó el entarimado a pesar de las numerosas quejas ciudadanas, informa Juan Carlos Llera. 

El Puerto de Vigo ha anunciado que encargará de inmediato un estudio técnico para conocer las causas del derrumbe y, según el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, «parece que el hormigón partió», por lo que todo apunta a que «más que problemas de mantenimiento», el accidente tenga su origen en un «fallo estructural». Ha recordado que, según un acuerdo institucional de esa época, el mantenimiento de la zona correspondería al Ayuntamiento de Vigo, por lo que es «una zona compleja de administrar». López Veiga ha indicado que «al Puerto le correspondía ceder el espacio y exigir un seguro de responsabilidad civil, que la organización sí tenía». El control del evento, ha añadido, es responsabilidad de la organización del festival.

La investigación del accidente determinará si la causa ha estado en su estado de conservación, merced a las varias disputas habidas centradas en si la competencia es del Ayuntamiento o de la Autoridad Portuaria; en el elevado número de personas siguiendo el concierto o, bien, en ambas cuestiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

La pasarela de la discordia que cedió durante O Marisquiño