El norte luso reactiva la captación de empresas rebajando sus peajes

Las industrias asentadas en polígonos como Monção pagarán hasta un 50 % menos


Vigo / la voz

Portugal reactiva la captación de empresas del sur de Vigo y el sur de Galicia con una sustancial rebaja de peajes para los camiones y una estación de mercancías en Cerveira, aún en planeamiento, que pretende rentabilizar más si cabe la llegada de la velocidad alta desde Lisboa a Valença que su ministro de Planeamento e Infraestructuras, Pedro Marques, ha confirmado para el 2020.

La factura por el peaje que impuso a principios de la década en sus antiguas autovías scut (acrónimo luso de «sin costes para el usuario») no compensa. El Consejo de Ministros luso acaba de aprobar un reducción que rebaja hasta el 50% de su coste para vehículos de mercancías, siguiendo la medida que años antes aplicaron a otras vías del país. La deducción fiscal entrará en vigor con el año nuevo y está diseñada para favorecer y, mucho, a las empresas asentadas en polígonos como los de Cerveira.

Furgonetas, camiones y todos los vehículos de mercancías que utilicen la autovía costera que une Oporto y Vigo (A-28) en hora y media tendrán así un descuento del 15 % durante el día y del 20 % si circulan de noche (entre las 20 y las 8.00 horas), así como los fines de semana. Pero además, si estos transportes pertenecen a empresas asentadas en polígonos de municipios considerados «de baja densidad», la medida se aplicará a todos sus vehículos y con una rebaja de otro 25 %, a cualquier día de la semana y sin franjas horarias. Es decir, que lo más beneficiados serán los empresarios gallegos que cruzaron el Miño ya que, a esa red de municipios de baja densidad, pertenecen localidades como Monção, Melgaço, Paredes de Coura o Vila Nova de Cerveira. En este último, donde el norte luso comenzó a centrifugar proyectos desde que en 1989 ofertó el primer suelo industrial de la raia, la ratio de sus terrenos en manos del capital gallego ha sobrepasado ya el 65 %. El presidente de la Cámara, Fernando Nogueira, confirma el despunte aunque en ningún caso habla de ofensiva sino de «colaboración, unión y sinergias».

Apreciaciones aparte, Cerveira anuncia la inminente apertura de un cuarto parque empresarial, que «ya está operativo y con dos empresas comprometidas». De carácter privado, tiene entre sus socios a João Pires, uno de los principales transportistas de Portugal, y abre ya con dos empresas asentadas. La inmensa mayoría de firmas desplazadas o que ampliaron su capital en suelo luso están vinculadas al sector del automóvil. En Cerveira abrirá en breve la factoría de lomos cocidos de atún impulsada por la estratégica alianza de dos empresas punteras del sector pesquero, la marinense Marfrío y la viguesa Atunlo. Cuando esté a pleno rendimiento, producirán 20.000 kilos de lomo de atún al año y darán trabajo a unas 300 personas. «Es una inversión buenísima porque además conseguimos diversificar la oferta y atraer nuevas inversiones», valora Nogueira.

«Hay empresas que ahorrarán miles de euros, a ver cuando se libera Redondela»

«Los portugueses piensan bien, no como los gallegos. Aquí seguimos pendientes de que entre en vigor el tramo Vigo a Redondela sin peaje ya comprometido, mientras Castilla-León, por ejemplo, bonifica en un 75 % a todos los transportistas». Así valora el anuncio de Portugal el porriñés Ramón Alonso Fernández, que acaba de ser reelegido presidente de Fegatramer (Federación Gallega de Transportes de Mercancías) y al frente también de Asetrampo (Asociación de Empresarios de Transportes Discrecionales de Mercancías de Pontevedra). El representante del sector destaca que estas reducciones e incentivos lusos no son algo exclusivo del transporte. «Afecta a todo el sector productivo, a toda la economía porque todos han de pagar ese canon y se castiga a todo el producto extractivo y productivo gallego», recuerda. Según su óptica, estas rebajas serán muy valiosas. «Hay empresas de Vigo y de toda Galicia que ahorrarán muchos miles de euros».

Pero insiste en hablar del global de la economía. «Estamos en la periferia de España y Europa, no se puede competir cuando los portes son más caros que el producto. También tenemos los precios de combustible más altos, cuando Francia o País Vasco están además empezando a cobrar hasta en la autovía, cómo vamos a poder vender fuera de Galicia», advierte. La federación reclama la liberación del la AP-9, «que ya está amortizada. Un camión de Ferrol a Tui paga 44 euros en peajes, es inasumible».

Urge un acuerdo para poder desatascar el flujo de todos los productos elaborados en Galicia que no salen por los peajes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El norte luso reactiva la captación de empresas rebajando sus peajes