La federación vecinal responsabiliza a Concello y Xunta de posibles incendios

Insisten en plena ola de calor en que muchas fincas de la ciudad están llenas de maleza y no se exige a sus dueños que las limpien

.

vigo / la voz

Las asociaciones vecinales de Vigo alertan a las autoridades de que existe un «abandono total de las fincas» que hace que el peligro de incendio sea extremo ante la ola de calor que se está viviendo. Por eso responsabilizan a las autoridades del Concello y la Xunta de lo que pueda suceder por no actuar. Manolo Guerra, presidente de la asociación de Fragoso, señala que «en la zona del Camiño da Espedrigada hay silvas de cuatro metros y el Concello y la Xunta tienen potestad para actuar y no lo están haciendo». Afortunadamente existen algunas actuaciones particulares de limpiar las fincas abandonadas que palían la falta de iniciativas públicas.

Uno de los lugares donde existe peligro es en las inmediaciones del cauce del río lagares, especialmente en la zona del Pontillón y muy cerca del parque de Castrelos. Allí, lo que era una zona de parque junto al río se ha convertido un lugar descuidado y aparcamiento improvisado de coches durante las noches de conciertos de Castrelos. Ello hace que aumente el riesgo ante la presencia de numerosas personas que dejan allí sus vehículos y fumando y dejando botellas que pueden hacer efecto lupa.

Generosa Acosta, presidenta de la asociación de vecinos de Freixeiro, señala que detrás del pazo de A Pastora se encuentra una finca llena de acacias australianas, una especie que ha proliferado de tal modo que sus ramas atraviesan la calle e invaden otras propiedades. «Si alguien planta fuego, puede haber un verdadero problema», subraya Acosta, que pone de relieve que ya llevan diez años denunciando el abandono de la zona. Los vecinos tienen verdaderas dificultades para moverse por algunas aceras estrechas ante la extensión de la maleza y, además, las zonas para peatones no cuentan con los accesos adecuados porque los rebajes en las aceras no están hechos.

La Federación de Asociaciones de Vecinos Eduardo Chao y las asociaciones de Coia, Fragoso y Freixeiro reclamaron ayer que el Concello intervenga. Sostienen que Vigo es de segunda con impuestos de primera. Las reclamaciones para atajar el peligro de incendio y otras deficiencias en limpieza, arreglos de jardines y asfaltado de calles figurarán en un folleto que será repartido a los viajeros que acudan a las islas Cíes y a Ons para concienciar a los ciudadanos para que presenten sus quejas concretas ante la federación.

José Costas, presidente de la asociación de vecinos Camiño Vello de Coia, pone de relieve que entre las calles Marín y Moaña hay fincas abandonadas que llegan hasta el barrio del Rocío. Algunas pertenecen a entidades financieras que embargaron las propiedades tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Los bancos no se responsabilizan de su mantenimiento. Costas también pone de relieve el mal estado de algunos árboles que se han quebrado por el peso de las gruesas ramas sin podar. Por suerte no hubo daños personales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La federación vecinal responsabiliza a Concello y Xunta de posibles incendios