La concesionaria que ofertó la zona azul más barata y ganó el concurso de Vigo despide ya a ocho trabajadores

La plantilla decide mañana si inicia una huelga indefinida


vigo / la voz

No será por falta de advertencia de los trabajadores del estacionamiento en zona azul. Avisaron por activa y por pasiva de que una oferta tan barata con relación al resto de las empresas podría llevar consigo despidos cuando no salieran las cuentas. Apenas seis meses después de hacerse de nuevo con el servicio, la empresa Dornier ha prescindido de ocho trabajadores, un inspector y siete vigilantes, alguno de los cuales se encontraba de baja médica.

Pese a los temores, la medida cayó ayer como un jarro de agua fría entre los empleados, quienes critican que, además, se haya hecho con el viejo truco de recurrir al verano, cuando buena parte de la plantilla se encuentra disfrutando las vacaciones.

«La empresa argumenta que al haber menos plazas sobra gente, pero ya conocía de antemano cuál era la situación», explica un representante de los trabajadores. Teme que Dornier quiera enfrentarlos con el Concello para presionarle y lograr más plazas de estacionamiento.

La plantilla sopesa convocar un conflicto colectivo y solicitar que se le retire el servicio por incumplir lo relacionado con la subrogación de los empleados. «Lo máximo a lo que se puede llegar es a una reconversión o un ERE que afecte a cuatro personas», indica el representante laboral. Denuncia que por otra parte, se han contratado a cuatro trabajadores para julio y agosto, que podrían no tener potestad para poner las denuncias a los usuarios de la zona azul.

Ahora la única esperanza está puesta en el Concello, máxime, dice, cuando el alcalde, Abel Caballero, les garantizó que se mantendría el empleo. Ayer, el concejal Carlos López Font les comunicó en una reunión urgente que la empresa tiene que cumplir el contrato y subrogar a la plantilla. De lo contrario, adoptarán las medidas oportunas, según indica la Federación de la UGT. Los trabajadores decidirán mañana si convocan una huelga indefinida.

Los problemas con la concesión del estacionamiento en zona azul vienen de atrás. Dornier explotó el servicio durante diez años, seis de ellos de forma provisional, tras anular la adjudicación el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en el 2011. El último contrato de la Xestión de Estacionamento Regulado (XER) se licitó por 23 millones para diez años, con dos más de prórroga. Dornier se impuso al resto de ofertas al rebajar el precio un 30 % . Según los trabajadores, el coste del servicio anual saldría en torno a 1,9 millones y el salarial en 1,6, de ahí sus sospechas de despidos y sus continuas advertencias al Concello de Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La concesionaria que ofertó la zona azul más barata y ganó el concurso de Vigo despide ya a ocho trabajadores