Exenciones y descuentos en tasas dejan al Concello sin siete millones

Las mayores bonificaciones se producen en bienes inmuebles y en circulación


vigo / la voz

Más de siete millones deja de ingresar el Concello de Vigo en sus arcas como consecuencia de las exenciones y bonificaciones a diferentes colectivos. Con esa cantidad se podría pagar la humanización del perímetro del Hospital Álvaro Cunqueiro, así como la de Vía Norte y Escultor Gregorio Fernández. Aún sobrarían dos millones. Centros de enseñanza, empresas, vehículos, cooperativas, construcciones... Son algunos de los beneficiarios.

La mayor exención dentro del impuesto de bienes inmuebles (IBI) corresponde a los centros educativos concertados, a los que perdona 360.000 euros. Sin embargo, entre los beneficiarios no figura ningún inmueble de universidades y organismos de investigación. La Universidad de Vigo es la única de Galicia que se ve obligada a pagar esta tasa, aunque en la práctica no lo haga. Incluso los campus de Ourense y Pontevedra, pertenecientes a la misma institución, no abonan este impuesto. En total, la deuda del campus de Vigo con el Concello asciende a 600.000 euros más intereses. En las últimas reuniones el alcalde, Abel Caballero, y el rector, Manuel Reigosa, abordaron este tema sobre el que parece que existen buenas perspectivas para la Universidad.

La siguiente bonificación más generosa del IBI es para las familias numerosas, a las que se les perdonan 85.000 euros con el ánimo de contribuir a fomentar la natalidad. A las anteriores se suman las viviendas de protección oficial, con 60.000 euros. Los 72 millones que la administración local podía recaudar por el IBI se quedan en 68 como consecuencia de los beneficios fiscales.

También los vehículos pueden gozar de privilegios a la hora de tributar hasta el punto de restar dos millones a las arcas de la Praza do Rei. Los más bonificados son los llamados históricos. Suponen una merma de 780.000 euros, más incluso que los destinados a personas con movilidad reducida, a los que se les perdonan 650.000. Otros vehículos exentos o bonificados son los dedicados a transporte público urbano (30.000), las ambulancias y demás coches de asistencia sanitaria (14.000), tractores y remolques con cartilla de inspección agrícola (33.000) y los oficiales (5.000). Un millón menos recaba de las exenciones del impuesto sobre incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana. En concreto, de derechos de servidumbre, bienes de conjunto histórico-artístico y transmisiones mortis causa.

En lo que se refiere al impuesto de actividades económicas, bonifica el inicio de actividades, la creación de empleo, la utilización de energías renovables y las cooperativas fiscalmente protegidas, entre otros, que suman 180.000 euros. La lista se completa con los impuestos sobre construcciones, instalaciones y obra, a los que el Concello exime de pagar 215.000 euros. Van a parar a obras de especial interés por diferentes razones, al aprovechamiento energético, planes de fomento de inversiones privadas en infraestructuras, viviendas de protección oficial y accesibilidad y habitabilidad de discapacitados. En la relación de beneficiarios quedan 300.000 euros más sin especificar.

El gobierno local espera compensar la tasa que pierda de la Universidad con el Cunqueiro y Audasa

Si como parece el Concello está dispuesto a bonificar la tasa del impuesto de bienes inmuebles (IBI) de la Universidad, perdería más de medio millón de euros. Sin embargo, está dispuesto a recuperarlos por otro lado. Tal como ha reiterado el alcalde en varias ocasiones, está dispuesto a llegar hasta el juzgado para reclamar en torno a dos millones en concepto de IBI a la concesionaria del Hospital Álvaro Cunqueiro

En el 2016 ya le pasó el primer recibo por un importe próximo al millón, que la empresa se negó a pagar. El quid de la cuestión está en reconocer si el centro sanitario es público o privado como alega el Concello.

En cuanto Audasa, el pleno de la corporación viguesa aprobó el mes pasado por unanimidad una moción de Marea de Vigo en la que se exige a Audasa el pago íntegro del IBI, 18.000 euros por kilómetro. En la actualidad la empresa tiene bonificado el 95 % y paga 16.000 euros al año.

La moción de Marea de Vigo solicita al gobierno municipal que elabore los informes económicos y jurídicos para llevar adelante la reclamación con los mismos criterios fijados para el Hospital Álvaro Cunqueiro.

La recaudación del Concello de Vigo a través de impuestos se sitúa en torno a los 150 millones de euros, lo que supone un 60 % del total. Los ingresos más elevados por tasas proceden del impuesto de bienes inmuebles por el que se recaudan 68.

Por el de circulación entran en las arcas municipales más de 14 millones, mientras que por el incremento del valor del terreno obtiene algo más de ocho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Exenciones y descuentos en tasas dejan al Concello sin siete millones