La ordenación provisional reactivará la construcción de vivienda nueva en Vigo

Los promotores esperan tener pisos a la venta por menos de 200.000 euros en el 2021

M. otero
vigo / la voz

El pleno del Concello de Vigo aprobó el miércoles la ordenación provisional que permitirá recuperar la capacidad constructiva en un tercio del suelo de la ciudad y afectará directamente a 50.000 titulares de parcelas, a los que el gobierno local notificará por carta de este avance. Uno de los sectores que más se beneficiará de esta medida es el de la construcción, que volverá a tener opciones de edificar después de la anulación del plan del 2008 por parte del Tribunal Supremo en el 2015. «Es algo esencial, no afecta solo a los empresarios de la construcción, afecta a toda la ciudadanía. Va a crear empleo y a reactivar el consumo y la economía», afirma el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la provincia, Javier Garrido, que analizó en el programa Voces de tu Ciudad, de RadioVoz, los efectos que tendrá esta normativa cuando entre en vigor, que confían que ocurra a finales de año.

Desde el colectivo de promotores inmobiliarios están convencidos de que este instrumento relanzará la construcción de vivienda nueva. «De eso no hay la menor duda», reconoce Garrido. En la ciudad hay un déficit enorme de pisos nuevos, lo que provocó que el precio de la vivienda usada se disparase. «Tenían un precio irreal, casas de 100.000 euros se estaban vendiendo a 300.000, es especulación», asegura el presidente de Aproin. Sin embargo, la aparición de estos edificios nuevos no será inmediata. «Si la ordenación provisional se aprueba en noviembre, pongamos que se pueda empezar a construir en el primer semestre del próximo año y a finales del 2020 o en el 2021 tendríamos las viviendas terminadas», explica Garrido sin poder especificar en qué zonas se construirán estos nuevos pisos. «El sector hará un pequeño estudio de mercado para buscar suelo y donde se puedan colocar las viviendas con facilidad, ahí las hará», puntualiza.

El tipo de casas que se construirán tan pronto como la ordenación provisional entre en vigor está también decidida. «Una gran parte del terreno que se desatasca pertenece a zonas donde el valor de la vivienda no es elevado. Lo que demanda el mercado son viviendas de 200.000 euros como máximo», reconocen los promotores. Las razones por las que hay tanta necesidad de esta clase de pisos se deben a que «en Vigo no solo tenemos el problema de que el plan fue anulado en el 2015, desde el 2008 no se construyó nada porque estábamos en plena crisis de la burbuja inmobiliaria» detalla el portavoz del sector. A pesar del parón en la construcción, la necesidad de la población de conseguir una vivienda nunca dejó de crecer. «Había demanda, pero era insolvente, no podían comprar por temor a quedarse sin empleo o por no tenerlo. Pero eso no quiere decir que no las necesitasen», sostiene Garrido convencido de la necesidad de construir viviendas para personas con un «poder adquisitivo medio o medio-bajo».

Este avance en la ordenación del urbanismo vigués no solo permitirá la construcción de bloques de viviendas, «también es muy relevante para la autoconstrucción», matiza Garrido. Muchos dueños de pequeñas fincas se veían incapacitados para construir una casa unifamiliar porque el Concello no podía conceder licencias. «Ahora eso se va a desatascar y es muy tranquilizador, no son pocos los que se encuentran en esa situación», concluye el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios, satisfecho con este primer paso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La ordenación provisional reactivará la construcción de vivienda nueva en Vigo