«La mediación es útil pero no despega»

Franco Conforti presenta un libro en el centro de mediadores; defiende la resolución de conflictos fuera de la vía judicial para riñas comerciales, familiares, escolares o penitenciarias


vigo / la voz

El Centro de Investigación de Resoluciones y Acuerdos de Galicia (Ciragal, Hernán Cortés 15) acoge hoy en su sede a las 11.30 horas un taller de análisis de conflicto en el que el mediador italoargentino Oscar Daniel Franco Conforti (Buenos Aires, 1964) presenta su libro Integridad. El autor aborda este valor aplicado en las organizaciones. Conforti reside en España, ha escrito varios libros sobre la materia y es experto en mediación organizacional. Voló ayer desde Alicante para estar hoy en Vigo.

Este especialista dice que el papel del mediador «es ayudar a las partes a que encuentren una solución al conflicto que los vincula. Sucede que las partes se bloquean y la comunicación se vuelve torpe e ineficaz e incluso se quiebra». Conforti recalca que «nuestra misión es ayudarles a recomponer la comunicación y ayudarles a desbloquear las pequeñas cuestiones que impiden que la creatividad no se pueda desplegar y puedan romper el bucle que los mantiene en el conflicto. Ayudamos a las partes a que encuentren por sí solas las soluciones que más se ajusten a sus intereses y necesidades».

El autor, en sus libros, desestructura los conflictos, los analiza científicamente en base a tres teorías y los cataloga en personales, interpersonales y estructurales. «Para ciertos conflictos es útil el proceso de mediación y para otros no, porque pueden ser más adecuados la negociación o el arbitraje», indica.

Respecto a la tarea del mediador afirma que en Galicia y, en el resto de España, «hay aún mucho por hacer porque la mediación parece que no termina de despegar. Los mediadores siguen reclamando apoyo institucional, que no ha sido demasiado firme ni convincente. No hay campañas publicitarias para promover esta fórmula ante los ciudadanos como modo de resolver conflictos. Por eso, hay que llevar la mediación a la gente porque no se utiliza lo que no se conoce».

El mismo especialista indica que la mediación es más rápida que ir a juicio. «Su ventaja es el tiempo, sus plazos son más breves, aunque requieran seis u ocho sesiones, que un proceso judicial debido a la carga de trabajo y porque los propios interesados, al someterse al proceso alternativo, van viendo progresos y solucionando cosas y eso es muy positivo porque abrevia el tiempo de trabaja», dice. A mayores, otra ventaja es que «las mismas partes son las que hallan la solución que mejor se adecúa a sus necesidades y logran siempre acuerdos justos y que no vienen impuesta por un tercero, un extraño y ajeno al conflicto». Es lo que llama la solución «autocompositiva», lo que mejora la calidad de la resolución, la eficacia y el cumplimiento de los acuerdos porque «las partes, tomando sus propias decisiones, son las que han llegado a resolver el conflicto». También es más barato en costes que ir a juicio.

«La mediación no es una panacea pero es «muy útil» allí donde hay conflictos interpersonales de convivencia como las relaciones comerciales, familiares, escolares, penitenciario y «se está aplicando con mucho éxito».

Conforti explica que el movimiento asociativo en España «es muy importante y muy bueno porque no solo aglutina gente sino que genera un espacio de intercambio en el que esta se enriquece mutuamente». Según sostienen, dichas entidades cumplen un rol en la mediación «tratando de suplir las carencias de falta de decisión y apoyo de las autoridades para implementar efectivamente esta solución a pie de calle y que el ciudadano las conozca. Aunque no ha tenido experiencias, trabajó en Vigo en cursos formativos y de entrenamiento, incluso para la UNED de Pontevedra. «Los casos que más me impactan son los de las empresas familiares porque suponen el 80 % del sector en España», dice.

Conforti nació en Buenos Aires, Argentina, en 1964 y reside en España. Es profesor de Negociación, Técnicas de Expresión y Argumentación Jurídica en la Universidad Oberta de Cataluña (UOC). También es docente de Derecho Penal y Justicia Restaurativa del Centro Universitario de Baja California, en México. Es doctor en Derecho y ha dirigido el Servicio de Mediación Social Comunitaria del Ayuntamiento de Alicante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La mediación es útil pero no despega»