Los radiólogos del Chuvi recurren el plan del Sergas que reserva a Galaria el control de las resonancias

Aseguran que la empresa pública está obstaculizando y ejerciendo «una resistencia permanente» a la integración

.

Vigo / la voz

El gerente del Servizo Galego de Saúde aprobó el mes pasado el nuevo plan de resonancia del área sanitaria de Vigo. El documento firmado por Antonio Fernández-Campa consolida el control de las resonancias por parte de la empresa pública Galaria, como en las últimas dos décadas. A pesar de aprobar hace dos años la integración funcional entre el servicio de radiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) y el de Galaria, ahora el Sergas establece que el hospital hará el 35 % de las resonancias, mientras que la empresa pública se quedará el 65 %.

La decisión ha levantado en armas a los radiólogos del Chuvi y acaban de presentar un recurso de reposición contra el plan. Se trata de un paso administrativo que podría derivar en una demanda judicial. El recurso, al que ha tenido acceso La Voz, está firmado por 18 radiólogos y considera que el plan vulnera múltiples normas, desde la ley de contratos del sector público hasta el estatuto marco de los profesionales sanitarios.

Más allá de la argumentación jurídica, los radiólogos del Chuvi constatan que Galaria ha venido ejerciendo «una permanente resistencia y una manifiesta obstaculización a su integración en el área de servicio compartido», el espacio creado por el Sergas para que las dos estructuras trabajen juntas, y que nunca ha funcionado. Todo ello ha generado «duplicidad de pruebas, con los consiguientes retrasos en los diagnósticos y en la aplicación de los tratamientos». En los últimos años, en el área de Vigo siempre se han hecho el doble de resonancias que en A Coruña y Santiago. Según denuncian, el nuevo plan no evitará eso, ya que Galaria seguirá controlando una parte de las citaciones, en lugar de hacer un trabajo por áreas anatómicas.

El recurso de reposición se une a una solicitud de entrevista enviada hace semanas al conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña. Ese documento denuncia que se está generando un desequilibrio entre Galaria y el Chuvi porque la empresa pública se niega a hacer tacs y resonancias, lo que dejó un día sin atender a catorce personas que ya estaban citadas. Al mismo tiempo, dicen, el servicio de radiología no puede contratar a nuevos profesionales pero Galaria sí. Avisan de que la empresa pública es el único proveedor que establece lo que se debe contratar y reclaman «una verdadera integración de ambas estructuras para el servicio público de salud, todo ello en beneficio del último fin de nuestra actividad: los pacientes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los radiólogos del Chuvi recurren el plan del Sergas que reserva a Galaria el control de las resonancias