La moneda virtual que lanzó un joven vigués ya vale 400 millones en 8 meses

El estudiante Alejandro Regojo lidera desde Vigo a un equipo de 40 personas de 30 países que gestionan el valor de la divisa Bitcoin Gold


vigo / la voz

La vida de Alejandro Regojo, un estudiante vigués de 24 años, ha dado un giro total en el último año. De ser estudiante pasó a tener despacho en un dúplex de la Porta do Sol en Vigo como gerente de proyectos de Bitcoin Gold (BTG), una de las 29 criptomonedas más importantes del mundo y cuya creación él mismo lideró hace ocho meses. Cada unidad de su dinero virtual vale 22,2 euros y la divisa alcanza un valor en el mercado de 393 millones. En diciembre rozó los 4.786 millones, beneficiada por los vientos de cola de la burbuja de las criptomonedas, y se aupó al quinto puesto mundial. Regojo usa un teléfono especial que guarda en una caja por temor a los repetidos ataques de háckers que intentan suplantar su identidad.

Todo empezó cuando Regojo colgó la carrera de Económicas para estudiar desarrollo informático. En otoño del 2017, él y cinco colegas de Estados Unidos, Bulgaria, China y Latinoamérica que conoció en foros de Internet se aliaron para crear y lanzar una nueva moneda virtual llamada Bitcoin Gold. Cambiaron el código del bitcoin para que sea más descentralizado.

Regojo dirige ahora por Internet a un equipo de 40 personas de 30 países que desarrollarán en septiembre proyectos para que miles de comercios electrónicos solo admitan pagos con Bitcoin Gold, crear pasarelas de pago, ayudar a las multinacionales a abonar salarios a su plantilla internacional si hay falta de liquidez y ampliar su red a los puntos de encuentro de webs para implementar tecnologías. A final de año, planean desplegar pagos internacionales sin intermediarios. «Queremos escalar a lo más alto. Nuestra moneda la usan en África para pagar; un chino no quiere euros, quiere bitcoins; los venezolanos también», dice.

Suman una comunidad de 600.000 seguidores y «prevemos llegar al millón». Estos fans difunden la moneda o idean nuevos usos. «Este curso dejé de estudiar porque trabajo 16 horas de lunes a domingo o viajo a eventos en Corea o Dubai. Tengo responsabilidades. En diciembre estuvimos en el Top 5 y el teléfono se me derritió de tanta llamada, me entrevistaron por Skype en Forbes, The Economist o Time. En estos últimos meses solucionamos muchos inconvenientes, queremos llegar al Top 10, las monedas van a subir más», dice. Son la primera organización autónoma descentralizada (DAO) que nació en España.

Economía «token»: el bitcoin es dinero electrónico sin intermediarios

El bitcoin es una divisa electrónica basada en la tecnología «blockchain» (contratos inteligentes sin intermediarios ni banca) que sirve para intercambiar bienes y servicios. Este dinero virtual es tan válido como el euro o el dólar. Cada usuario tiene un código secreto que prueba su propiedad y le sirve para activar la moneda y hacer pagos o revenderla. La cotización del bitcoin se disparó a 12.800 euros por unidad en diciembre del 2017, pero ahora se paga a 5.326. Su capitalización en el mercado es de 91.440 millones de euros. Estas criptomonedas han dado lugar a la economía «token» (ficha) o criptoeconomía, en la que las empresas y ciudadanos negocian con moneda virtual y contratos inteligentes. Un ejército de mineros de datos se encargan de verificar las operaciones. Hay ya 1.908 divisas como Etherum, Ripple, Bitcoin Cash, Eos, Litecoin o la viguesa Bitcoin Gold. «En los 30 puestos, tu cotización sube y baja. El conjunto llegaron a valer un trillón de dólares», dice Regojo.

Agalbit crea una escuela de desarrolladores de «blockchain»

n el último año han aflorado varias asociaciones en Vigo para conocer la revolucionaria tecnología blockchain (cadena de bloques que autentifica contratos sin intermediarios), la misma que originó el bitcoin. Así, la Asociación Galega de Blockchain e IoT (Agalbit) celebró ayer en Vigo un encuentro (meetup) para analizar la ciberseguridad en el Internet de las Cosas (IoT). Su cofundador, Antonino Comesaña, fue director comercial de Volkswagen en Vigo y ahora está apasionado con el blockchain: «Las empresas tienen muchas ideas para hacer, como evitar falsificaciones del vino, pero necesitan contratar desarrolladores para lanzar proyectos y no los encuentran en España, la gente buena se ha fugado por salarios de 200.000 euros al año, hay una caza de talentos a nivel mundial. En Galicia se necesita formación en el sector». Por este motivo, en septiembre Agalbit abrirá una escuela de desarrolladores de blockchain que aprendan a programar en este lenguaje. En Vigo destacan los proyectos de Alejandro Regojo con su criptomoneda y el de Xesol Innovation, una empresa de O Porriño que desarrolla tecnología para sensores de coches autónomos que les permite moverse por ciudades inteligentes. El jefe de su sección de blockchain, Salvador Canas, cofundó Agalbit.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Comentarios

La moneda virtual que lanzó un joven vigués ya vale 400 millones en 8 meses