La tienda de Cáritas en Vigo ya compensa en apenas un mes

El establecimiento Koopera Store se inauguró ayer en O Calvario

.

vigo / lA voz

Apenas lleva un mes abierta en el número 149 de Urzaiz (O Calvario) y la tienda de Cáritas Koopera Store ya compensa económicamente, según admitía ayer en la inauguración el director de la organización religiosa, Gonzalo Davila. Eso, pese a los precios tirados que pone a sus productos y a que solo un 12 %. de la ropa que se recoge en los contenedores vale para ponerla a la venta. El resto va a parar a proyectos internacionales, y a empresas de reciclaje. También ha cumplido con sus expectativas la creación de empleo, de momento seis puestos de trabajo. Este año se espera recabar entre 450 y 500 toneladas, la mayoría de ropa, y para el próximo calculan que se llegará a las seiscientas, recogidas en los 45 contenedores repartidos por toda la ciudad.

A medida que se han ido instalando los colectores, se han ido cerrando la mayoría de los roperos parroquiales. En la actualidad solo quedan el de María Auxiliadora, el que más trabaja de todos, y los del Sagrado Corazón (Rosalía de Castro) y San Antonio de la Florida. La idea es cerrarlos todos en otoño. Por esa misma época se empezarán a entregar los vales a las familias con escasos recursos que quieran comprar en la tienda.

El director gerente de la Red Social Koopera, Javier Mariño, recordó que la de Vigo es la tienda número 35 de España y que con su apertura la ciudad se incorpora a una nueva forma de consumo más sostenible, además de solidario, al cubrir las necesidades de personas que no tienen acceso a ropa.

El director de Cáritas Diocesana de Tui-Vigo, Gonzalo Davila, destacó que la iniciativa «es fruto de la labor de muchas persona que tienen a Cáritas como referente y aludió al tiempo que llevó su preparación. De hecho, el proyecto ya se empezó a fraguar con su antecesor en el cargo, Ángel Dorrego.

El local recibió la bendición del obispo de la diócesis de Tui-Vigo, monseñor Luis Quinteiro Fiuza, quien auguró que «ojalá este proyecto haga crecer la solidaridad. Hay quien dice que aquí no hay pobres y sí que los hay y gente que tiene mucho dinero y que también lo es».

El cierre del acto le correspondió al alcalde, Abel Caballero. Definió la tienda como «aparentemente humilde, pero grandiosa, que transmite sensaciones y vivencias, exponente de una cultura que va a perdurar y de una forma distinta de entender la sociedad». Del éxito dan buena fe las trabajadoras, quienes destacan la sorpresa que se lleva la gente al entrar sorprendida por los precios y el estado de las prendas. «Ya nos piden que se abran más», comenta una de las empleadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La tienda de Cáritas en Vigo ya compensa en apenas un mes