«Lo que ve el cliente del taxi es mi nuca y no si llevo pantalón corto o largo»

El taxista de Vigo Daniel Matías trabajaba este miércoles con la prenda que prohíbe la nueva ordenanza

«Lo que ve el cliente del taxi es mi nuca y no si llevo pantalón corto o largo» El taxista de Vigo Daniel Matías trabajaba ayer con la prensa que prohíbe la nueva ordenanza

vigo / la voz

La polémica por la nueva vestimenta de los taxistas de Vigo está servida. La próxima ordenanza municipal, actualmente en fase de alegaciones, suscita opiniones para todos los gustos. Lo más comentado estos días entre los profesionales, que no lo más importante para su futuro, es la decisión de prohibir el pantalón corto sin ningún tipo de matices. Daniel Matías es uno de los taxistas que defienden esa prenda, muy habitual en la ciudad durante la época estival. Él mismo trabajaba este miércoles con pantalón corto acompañado de un polo blanco y zapatos en tonos rojizos. Nadie le tachó de indecoroso. Todo lo contrario. Su vestimenta parecía no ser fruto de la casualidad. Hacía juego con el color del vehículo y la bandera de la ciudad impresa en el capó, obligatoria desde hace unos meses.

«Lo que ve el cliente del taxi es mi nuca y no si llevo pantalón corto o largo. Lo que más le importa es que estés aseado y que el vehículo esté en buenas condiciones», subraya. Está convencido de que de nada sirve llevar pantalón largo si el aseo brilla por su ausencia, «porque lo que cuenta más es la higiene personal».

Hasta ahora la ordenanza solo indicaba la necesidad de vestir de acuerdo con el servicio que se realizaba, no prohibía ni el pantalón corto ni la falda. La próxima normativa solo elimina el primero. Este detalle ha llevado a algunos profesionales a amenazar con acudir al trabajo con falda y a presentar una alegación. «No es que queramos organizar una manifestación con esa prenda, pero hicimos un sondeo entre los compañeros y eran partidarios de buscar una alternativa, no encuentran lógico que se permita minifalda y que se prohíba el pantalón corto. No queremos que se quite la falda, pero sí que se deje un pantalón corto reglamentado. Buscamos el término medio. No se puede discriminar de esa manera», apunta el taxista.

Tanto él como el presidente de Élite Taxi Vigo, Roberto Costas, son partidarios de consensuar ese y otros temas. Para evitar este tipo de situaciones han presentado una alegación a la nueva normativa en la que piden la creación de la Mesa del Taxi, un ente en el que se aborde con los responsables municipales asuntos que afectan al sector y en el que estén presentes representantes de todas las asociaciones.

Otra de las razones en las que basan su propuesta de llevar pantalón corto es la situación de las paradas. «En ciudades costeras en las que se prohíbe esa prenda tienen las paradas situadas a la sombra; en Vigo les da el sol a casi todas», añaden ambos.

«A mí nunca me ha reprochado un cliente que vaya con pantalón corto. Sé de un compañero al que le sucedió en el aeropuerto, pero llevaba uno más pequeño, tipo bañador, se cambió y no pasó nada. Por eso pedimos un término medio: corto, pero de vestir», apunta Daniel Matías. Tiene claro que a un taxista no le juzgan por su indumentaria, insiste, siempre que vaya aseado, sino por otros detalles como la limpieza y buen estado del vehículo, conducción, temperatura del coche... «El taxista de toda la vida es el psicólogo de la calle. Si es bueno, sabe si el cliente tiene ganas de conversación o si prefiere viajar en silencio, si quiere que esté la radio puesta o que se cambie la frecuencia, si desea la ventanilla abierta...», comenta.

Votación
16 votos
Comentarios

«Lo que ve el cliente del taxi es mi nuca y no si llevo pantalón corto o largo»