El táper convertido en empresa

La empresa MiNevera envía platos saludables desde Vigo al resto de la península a través de la web


VIGO / LA VOZ

Con tan sólo 38 años, un joven vigués ha revolucionado el mundo del táper. Su nombre es Mario Vidal. Hace cuatro años, renovó su negocio familiar y lo adaptó a las nuevas tecnologías con MiNevera, una plataforma en línea. El comercio digital es una realidad. Todos los días parten desde sus tiendas platos deliciosos a otros lugares de la península. Desde sus seis tiendas se hacen envíos por encargo de comidas elaboradas con alimentos naturales. «Ofrecemos dietas equilibradas a personas que valoran su salud», señala.

A través de su página web www.minevera.es, el promotor se dirige a un público que, bien por motivos de trabajo u otras cuestiones, carece de tiempo libre para cocinar. «Nosotros nos preocupamos de elaborar opciones saludables y de ofrecer menús con platos diversos», dice. Los usuarios podrán escoger, en cuestión de minutos el plato deseado o incluso un menú que se adapte a sus necesidades. En el caso de decantarse por la última opción, los gastos de envío resultarán gratuitos y el plato tardará, como mucho, tres días en llegar a su destino. «Lo normal es que no haya problemas con el reparto, pero en este ámbito tenemos menos poder de control», expone Mario.

Actualmente, la empresa cuenta con cinco alternativas que van variando de forma recurrente. El Menú Oficina o el Menú Runner son algunos de ellos. Los platos ofertados tienen una garantía de consumo de diez días gracias al sistema de envasado que utilizan.

Además, los clientes tienen la posibilidad de realizar una suscripción y recibir todas las semanas hasta diez platos que se modifican con el paso del tiempo. De esta forma, el consumidor podrá despreocuparse de cocinar por su propia cuenta. «Nosotros nos enfocamos en la oferta de una dieta equilibrada, no somos partidarios de la restricción de calorías», relata Mario.

Todo está cuidado con todo lujo de detalles. Los productos son naturales. «Nuestra ventaja competitiva es, sin lugar a dudas, lo que vendemos. Tenemos una serie de proveedores de confianza y nos fiamos de ellos», explica Mario. Realizan controles de calidad periódicos que certifican la validez de su trabajo.

Mario lleva ya cuatro años a la cabeza de esta iniciativa. Aun así, es un emprendedor vigués con experiencia. Conoce muy bien su empresa familiar de la Tahona Moderna, que nació en 1986. En aquel momento, eran pioneros en el sector de la venta de comida a granel. Ahora aspira a lo mismo con MiNevera.

No ha sido fácil. El creador agradece enormemente el apoyo de sus familiares, en especial el de su hermano, uno de los promotores de MiNevera. A Mario le cuesta hablar de dificultades, pero si hay que buscar alguna, habla de la burocracia. Tanto papeleo a veces le roba tiempo para hacer lo que realmente quiere: cocinar.

Ha trabajado duro desde el primer momento y destaca la constancia como una de las claves de su éxito. Se queda con los datos que le brindan sus usuarios. Las encuestas de satisfacción hablan claro. Mario expone los resultados: «Tenemos una puntuación de 4,4 sobre 5». Lo que más valoran los consumidores es el apartado del sabor. «Nunca habíamos recibido críticas negativas hasta este año, que recibimos una», relata el artífice del proyecto. De hecho, mantiene que 9 de cada 10 usuarios no duda volver a realizar otra compra. «Por ahora no disponemos de muchas suscripciones, pero sí de pedidos recurrentes. Sabemos que a la gente le gusta lo que hacemos», matiza.

El equipo, conformado por cinco personas, se empeña en que todo salga bien. A partir del pasado año las ventas han sufrido un repunte y todo indica que en estos momentos parecen ir a mejor. Según el creador antes celebraban cada venta con champán pero ahora, con pedidos diarios, Tal vez hoy acabasen borrachos. El boca a boca es la mejor baza de este grupo de trabajadores, a pesar de que también cuidan todas sus redes sociales.

Conjugando dos factores: tradición e innovación

Son ya más de 65 platos tradicionales elaborados por encargo que hacen uso de ingredientes 100 % naturales y de las mejores materias primas de Galicia. La boloñesa, las albóndigas con arroz, la lasaña de carne o el filete de merluza con patatas son las opciones favoritas de los consumidores que prefieren comprar platos por separado. Minevera guarda estas preferencias para innovar constantemente y ofrecer otras alternativas con el objeto de fidelizar al usuario.

El proceso de elaboración y conservación utiliza una tecnología que permite que los platos puedan conservarse hasta 10 días en la nevera a una temperatura media de 5º C. «Nosotros ponemos una fecha de caducidad de diez días para que no se pierdan las propiedades del producto», señala el creador.

Se podría decir que Minevera es una mezcla de tradición e innovación. A pesar de que sea un proyecto que lleva sólo cuatro años en funcionamiento, cuenta con el bagaje de Tahona Moderna. En el futuro prometen ofrecer una alternativa para el móvil. «Ya lo estamos barajando a corto o a medio plazo», apunta Mario. Aun así, el diseño de su página web está completamente adaptado para las pantallas de los teléfonos móviles. Este año, mejoraron el terreno de la usabilidad porque se percataron de que muchos de sus clientes utilizaban esta herramienta para realizar las compras.

En Minevera conocen de primera mano que se mueven en un entorno competitivo pero no los ven como adversarios, sino como aliados clave para mejorar. El negocio de la comida está siendo uno de los principales protagonistas del comercio electrónico. Sin embargo, MiNivera tienen clara su propuesta de valor: una dieta equilibrada y saludable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El táper convertido en empresa