Los pisos turísticos de Vigo se llenan para todo agosto

El inicio nublado del verano frena el ritmo de las reservas para el mes de julio, en el que la ocupación ronda el 70 %


vigo / la voz

Planificar una escapada a Vigo para este verano es prácticamente misión imposible. Tanto los hoteles como los pisos turísticos colgarán el cartel de completo en agosto. Y en julio rozan el lleno. «Para el mes de julio tenemos el 70 % de ocupación de media, en la zona de playa es un poco más alta. Pero para agosto está casi todo reservado», confirma la presidenta de la asociación de Apartamentos Turísticos de Galicia, Dulcinea Aguín.

Los precios se mantienen en niveles similares a los del año pasado, lo que se ha duplicado es el número de viviendas en alquiler para este cometido. «En la plataforma AirBnB se ofrecen 250 pisos en Vigo, con respecto al año pasado hay más viviendas y mayor ocupación, aunque la media sigue siendo de 50 euros por noche», señala Pablo Conde, que ejerce de intermediario entre propietarios y arrendatarios.

Tras la puesta en marcha el año pasado de la nueva normativa que regula este tipo de alquileres, el número de viviendas disponibles no ha dejado de crecer y con ellas, el interés de los consumidores. «El año empezó con muchas reservas anticipadas», recalca Aguín. Sin embargo, el ritmo de peticiones y el optimismo se detuvo bruscamente en el mes de junio. «El tiempo en junio fue malo y julio tampoco empezó bien, esperamos que la segunda quincena sea mejor y se recupere», declara la presidenta del colectivo, que pasó en un año de las 3.000 a las 6.000 viviendas disponibles en Galicia. «Seguirá creciendo, porque recibimos muchas llamadas de gente que se plantea poner sus casas en alquiler», admite Dulcinea Aguín.

Si para finales del mes de julio todavía es posible conseguir algún piso, en agosto sería un milagro. «La ocupación es muy alta, puede que quede algún día suelto, pero semanas o quincenas enteras imposible», explica Conde. Además, los pisos más atractivos de esta plataforma vuelan. «Los mejores ya están cogidos, puede haber alguno con peor valoración», dice Conde.

En el sector de las viviendas de lujo la demanda también es alta, pero hay mucha más disponibilidad. «Los precios oscilan entre los 2.000 o 3.000 euros la quincena, hay mucho interés pero todavía hay disponibilidad», señalan desde la inmobiliaria Engels & Volkers, especialistas en este tipo de casas, de Vigo.

La escasa disponibilidad no solo afecta a Vigo. En Nigrán, Baiona y Cangas también resulta complicado alquilar una casa para disfrutar de unos días de vacaciones. «Agosto está casi completo, en julio aun tenemos cuatro o cinco casas por 1.200 euros la quincena», señalan desde la inmobiliaria Playa América.

Un Airbnb con sello vigués

M. O.

En una ocasión, el arquitecto Pablo Conde (45 años) puso su piso en Airbnb, la plataforma digital que permite alquilar unos días una vivienda y que usan viajeros de todo el mundo. Dice que lo hizo casi más por curiosidad que otra cosa. «Para ver cómo iba». La presencia de esa web, punta de lanza de ese fenómeno conocido como economía colaborativa, todavía era incipiente y él solía salir a tomar algo con quienes le alquilaban el apartamento. En su círculo se empezó a correr la voz de que a Pablo le iba bien dejando el piso a perfectos desconocidos: ingresaba un dinero y no tenía problemas.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los pisos turísticos de Vigo se llenan para todo agosto