Caballero se garantiza músculo inversor con el control de Zona Franca en año electoral

Aneiros, Font y Pardo apuntan a ocupar el hueco que el nuevo delegado del consorcio, David Regades, deja en el gobierno local


Vigo / la voz

El Consejo de Ministros de ayer confirmó el nombramiento de David Regades como nuevo delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Vigo, que había avanzado ayer La Voz de Galicia. Regades tendrá que dejar su cargo como concejal de Fomento y segundo teniente de alcalde, además de como diputado provincial, para dirigir el consorcio, que depende del Ministerio de Hacienda. Ni el nuevo delegado ni el alcalde quisieron hacer declaraciones ayer.

Abel Caballero ha premiado la lealtad de Regades y, al mismo tiempo, ha puesto de su lado a la entidad con más capacidad inversora de la ciudad en el último año de su mandato, que aspira a revalidar en mayo del 2019 y que, según Sondaxe, lo logrará con creces. Caballero se ha garantizado tener de su lado, además del Concello, a la Diputación y a la Zona Franca, mientras continúan las abiertas hostilidades con la Xunta y no espera demasiado del Gobierno central y sus posibles retrasos en el AVE.

El Ayuntamiento tendrá que afrontar el rescate del auditorio Mar de Vigo, por la largamente anunciada quiebra de la concesionaria. Aspira a dejarlo en 34 millones. Pero con el control de la Zona Franca, el alcalde puede impulsar proyectos como parte de la reforma de Balaídos o la recuperación de la Panificadora, así como reforzar su papel institucional como presidente del consorcio.

Mientras, en el Concello, la marcha del hasta ahora hombre fuerte del gobierno local de Vigo deja un hueco que Caballero tendrá que llenar. Tendrá que designar un teniente de alcalde que controle el gobierno -la número dos, Carmela Silva, está centrada en la Diputación- y un edil de Fomento (obras) para afrontar con comodidad el rosario de humanizaciones que llega para el año electoral.

Para ese hueco emergen tres nombres: Jaime Aneiros, Carlos Font y Javier Pardo. El primero es profesor universitario y concejal de Hacienda. El segundo es portavoz socialista y responsable de Seguridad Ciudadana. El tercero gestiona Personal y fue, igual que David Regades, jefe de gabinete de Caballero. De Font y de Pardo, destacan su lealtad a Caballero. Aneiros controla con rigor el presupuesto del Concello y, aunque el alcalde suele presumir de las cuentas, él mantiene un perfil más discreto.

A la corporación accederá la siguiente (18) de la lista del PSOE, que es Nuria Rodríguez. Trabaja en la joyería Dorna, en Coia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Caballero se garantiza músculo inversor con el control de Zona Franca en año electoral