El artista Castro: «Os museos de arte contemporánea abúrrenme»

El canteiro inaugura la serie «Metrópole» en el Marco

.

vigo / la voz

Con la apertura de la exposición Metrópole, perspectiva urbana da arte galega, el Marco completó ayer su programación llenando todas sus salas. El museo de arte contemporáneo de Vigo se aleja más de su esencia para albergar propuestas variopintas. A los mundos imaginados alrededor de la literatura de Verne y una gran colección de microscopios se suma ahora un popurrí de muebles, vajillas, joyas y otros elementos del art decó de los años 20 (procedentes de colecciones privadas y la galería Isadora de A Coruña) que componen la versión recompuesta de la exposición que el descabezado museo quiso presentar en abril, pero no pudo porque de los 20 artistas invitados, 18 rechazaron formar parte de ella.

El ciclo comisariado por el vigués Rubén Martínez Alonso nace con un doble objetivo: hacer un viaje al pasado, al Vigo de los años 20, cuando se estrenó en la ciudad la película de Fritz Lang Metropolis; y a la vez ofrecer una visión del panorama artístico gallego actual. La propuesta se plantea como una serie de exposiciones individuales, el presente, y una parte común a todas las muestras, el pasado. Este apartado se completa con fotos de Vigo del archivo Pacheco y planos del frustrado planteamiento urbanístico del arquitecto Palacios para la ciudad.

Martínez, historiador del arte que debuta como comisario en el Marco, reconoce que dadas las circunstancias, se cambió el planteamiento. «La colectiva era el anuncio de una serie de individuales pero ahora es al revés. La colectiva es un compendio al que se irán sumando piezas y las individuales, tres cada año, se irán viendo. La próxima será protagonizada por Santiago Montes», explica añadiendo que «para mi trabajo no he sentido la falta de nadie. El gerente está supliendo las funciones directivas pero tampoco creo que el comisario necesite trabajar directamente con el director del museo». Pero la primera, inaugurada también ayer en la otra ala de la planta superior, la protagoniza Xosé Manuel Castro (Ponteceso, A Coruña, 1959). Formado en la Escola de Canteiros de Poio, el escultor también debuta, ya que es la primera vez que expone en solitario en un museo de arte contemporáneo. «Espusen nunha colectiva hai anos no de Santiago. Non coñecía o de Vigo e dos museos de arte contemporáneo teño que decir que me aburren», afirma. En la muestra titulada Piedra filosofal reúne más de 70 esculturas, casi todas en piedra excepto una que hizo en madera para el Marco.

Boicot de los Amigos del Marco

Tras la dimisión de la presidenta de la Agrupación de Amigos del Marco, la comisión gestora emitió un comunicado para dejar constancia de su «total desacuerdo con la forma en que se está gestionando el museo, en concreto la programación de contenidos». Anuncian que no asistirán a ninguna inauguración de exposiciones que se aparte de la transparencia e invitan a sus miembros hacer el boicot como protesta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El artista Castro: «Os museos de arte contemporánea abúrrenme»