Caballero: «Todos los chopos tienen que caer»

El alcalde declara la guerra a estos árboles, presentes en zonas como Coia y Castrelos, y proclama su intención de sustituirlos por otras especies porque «generan polución y alarma»


vigo / la voz

Guerra al chopo. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, proclamó ayer su intención de erradicar esta especie arbórea del espacio urbano de la ciudad. «Todos los chopos tienen que caer», declaró el regidor quien argumenta que se trata de una especie «nefasta, que emite algodones que producen alergias y que da sensación de agobio». Advierte además que «amenazan con caer». La aversión del gobierno local por esta especie no es nueva. Hace menos de una década, el ejecutivo de Caballero ya se había propuesto eliminar los ejemplares de la avenida de Castelao, aunque la presión vecinal y de los ecologistas obligó al Concello a dar marcha atrás.

Para justificar su decisión, el regidor hizo especial hincapié en el riesgo de colapso de estas especies. «Son unos malísimos arboles. Ya cayó uno encima de un coche de un amigo mío que afortunadamente no estaban dentro ni él ni su mujer. Se hubieran muerto porque el árbol destrozo el coche», enfatizó Caballero, recordando también el suceso ocurrido en el parque madrileño del Retiro en el que un niño perdió la vida al ser golpeado por un árbol. «Algunas decisiones es mejor prevenirlas que lamentarlas, porque los arboles que no están en condiciones se caen», subrayó.

Buena parte de los más de 400 chopos que llevaban unos cuarenta años en el bulevar de Coia han ido cayendo en las últimas semanas como consecuencia de las obras de construcción del nuevo carril bici que cruzará el parque. Los problemas de salud fue la razón esgrimida por el gobierno local para justificar la tala. Pero ayer el alcalde añadió nuevos motivos a su cruzada contra el «Populus», nombre científico de una especie conocida como el árbol del pueblo, por su habitual presencia en la mayor parte de las ciudades de Europa. «Son árboles pésimos y contaminantes. Los ciudadanos nos piden que cortemos los chopos porque generan una gravísima polución y alarma. A muchos les produce aprensión respirar el aire lleno de polen de los chopos. Producen verdaderas capas de algodón en el suelo», relata el alcalde.

Sin embargo, la decisión de exterminar esta especie de la ciudad llega acompañada de una promesa. «Por cada chopo que quitemos, vamos a plantar tres árboles apropiados: castaños, carballos... árboles magníficos y de alta calidad», señala Caballero, quien pone como ejemplo los nuevos ejemplares de la calle María Berdiales, «el único árbol que resistió una explosión atómica».

Expertos consultados por este periódico descartan la tesis defendida por el alcalde sobre las alergias que produce el polen de los chopos. «No son alergénicos, pero pueden resultar irritativos», señala la jefa del servicio de alergología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo. No obstante, los niveles de polen de esta especie en la ciudad de Vigo son bajos, puntualiza el responsable de la estación polínica de Vigo y profesor de Botánica en la Universidad, Javier Rodríguez Rajo.

La excusa de las alergias fue la empleada por el Concello en el 2009 para justificar la decisión de talar los 450 árboles de la avenida de Castelao. Consultados por este periódico en aquella fecha, los jefes del servicio de Alergología de los principales hospitales de Galicia e ingenieros forestales no solo desmontaron la tesis municipal, sino que pusieron en valor la importancia de esta especie en las ciudades para reducir la contaminación y el ruido.

«Las partículas algodonosas de los chopos no son alergénicas»

La jefa del servicio de Alergología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) explica que los chopos emiten partículas algodonosas con polen que pueden resultar irritantes. «Pueden irritar las vías respiratorias y afectar a las mucosas oculares o nasales», admite la doctora. No obstante, descarta por completo la capacidad de los granos de polen de esta especie arbórea como responsable de cualquier tipo de alergia. «No son alergénicos», sentencia la responsable del área de Alergia de los hospitales de Vigo. La doctora se apoya en estudios avalados por la comunidad científica, por lo que desmiente la afirmación del alcalde de Vigo, Abel Caballero, que aseguraba ayer que estos árboles producían alergias.

«Las partículas algodonosas de los chopos no son alergénicas»

La jefa del servicio de Alergología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) explica que los chopos emiten partículas algodonosas con polen que pueden resultar irritantes. «Pueden irritar las vías respiratorias y afectar a las mucosas oculares o nasales», admite la doctora. No obstante, descarta por completo la capacidad de los granos de polen de esta especie arbórea como responsable de cualquier tipo de alergia. «No son alergénicos», sentencia la responsable del área de Alergia de los hospitales de Vigo. La doctora se apoya en estudios avalados por la comunidad científica, por lo que desmiente la afirmación del alcalde de Vigo, Abel Caballero, que aseguraba ayer que estos árboles producían alergias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Caballero: «Todos los chopos tienen que caer»