Peinador termina con su infierno

Aena realiza los vuelos de calibración del ILS y el aeropuerto recupera la normalidad


vigo / la voz

Aena pudo al fin realizar en los últimos días varios vuelos para calibrar el funcionamiento del sistema antiniebla ILS del aeropuerto de Peinador. La reparación y reactivación del aparato de ayuda a la navegación pone fin al infierno que vivieron 20.000 pasajeros de la terminal en mayo y junio, con más de cien vuelos desviados o suspendidos en Vigo por niebla o lluvia y malas condiciones de visibilidad.

Una vez que el aparato técnico está nuevamente operativo, todo está listo para que los aviones puedan aterrizar y despegar con normalidad durante los meses de verano sin depender de las condiciones meteorológicas.

El primer intento de hacer la calibración el lunes fracasó por las malas condiciones meteorológicas pero durante el resto de la semana un avión de Aena comprobó que el sistema antiniebla funcionaba perfectamente. El ILS volvió a encenderse en las últimas horas. De esta forma, los pasajeros no tienen que temer que su vuelo se frustre y tengan que desplazarse en autobús, como ya ha ocurrido decenas de veces.

La desinstalación del ILS en mayo generó numerosos contratiempos a los pasajeros que vieron como los pilotos se desviaban sistemáticamente hacia Santiago si había malas condiciones o en Peinador por mera precaución. Hubo jornadas negras con más de 26 vuelos cancelados.

Un caso curioso fue el 12 de mayo, cuando 150 pasajeros que iban a embarcar para Edimburgo se quedaron colgados en Peinador porque el piloto que debía aterrizar en Vigo dio varias vueltas alrededor y desistió de tomar tierra. Un viajero sacó una foto de un cielo completamente azul. Entre los pasajeros estaban unos estudiantes que habían ganado como premio ese viaje. La aerolínea insistió días después en que fuertes vientos y temporal impidieron el aterrizaje.

A consecuencia de la desconexión del ILS, Peinador empezó a perder pasajeros en mayo, aunque de forma ínfima.

Reclamaciones on line

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, no ha recibido reclamaciones de los pasajeros pero los bufetes virtuales, como Reclamador.es, sí han iniciado procedimientos de afectados por los desvío. Iria Aguete, miembro de este despacho on line, explicó hace unas semanas que cuando hay un motivo de fuerza mayor, como es el caso de la niebla en el aeropuerto de Vigo porque no se consideran seguras las operaciones sin el ILS, el pasajero solo podrá reclamar a la aerolínea por unos pocos conceptos. En concreto, la línea tendría que abonar al cliente afectado el transporte alternativo o el reembolso, si la compañía no lo ofreció en su momento, además de los gastos de manutención y alojamiento, si la operadora no lo sufragó en su día. La experta advierte que, en este caso de Vigo, el pasajero nunca podrá reclamar una indemnización, que generalmente oscila entre los 250 a 600 euros, en función de la distancia.

Finalmente, algunos colegas de su bufete sugieren la posibilidad de intentar una reclamación a Aena. «Otra cosa es la posible responsabilidad que ante los pasajeros pueda tener Aena como organismo encargado de la gestión por los perjuicios causados. En este caso debería estudiarse como responsabilidad patrimonial de la administración ante los Juzgados de lo contencioso-administrativo», dice Aguete.

Dicha experta en la defensa del consumidor aclara que esta modalidad de reclamación a Aena por responsabilidad en los perjuicios causados «se sale ahora mismo de la forma de proceder de Reclamador.es. En todo caso la estudiaremos por si fuese eficaz en este caso».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Peinador termina con su infierno