Tres años del Cunqueiro: Un millón de consultas, cien mil ingresados, diez mil bebés

El Cunqueiro celebra hoy su aniversario centrado en crear nuevas unidades y bajar la lista de espera


Vigo / la voz

Esta mañana se cumplen tres años desde que Orestes González llegó a Vigo desde Tui, sacó un tique en una máquina y se convirtió en el primer paciente del Hospital Álvaro Cunqueiro. La apertura del centro sanitario fue gradual -concluyó en septiembre- y muy accidentada. Estos tres años no han sido como aquel verano del 2015, pero sí han sido movidos. Llegados a este punto, el gerente del área sanitaria, Félix Rubial, considera que el hospital de Beade «navega a toda vela». Es un balance en el que Rubial no esconde dos cosas: una es que queda «moito por facer» y la otra es que «no primeiro ano chegamos a dubidar de que alcanzaríamos este grao de madurez tan rápido». Ese balance tiene varios aspectos.

pacientes

Cifras que abruman. Desde que Orestes González acudió por primera vez, por las consultas externas del Álvaro Cunqueiro han pasado ya 1.116.065 personas. Ese caudal diario de personas es uno de los aspectos que más han contribuido a normalizar la vida en el hospital. El temor inicial al hospital con el que acudían muchas personas se ha disipado. Además, 486.271 personas han acudido a urgencias, 94.716 han estado ingresadas y han nacido 10.452 bebés. El mayor hospital de Galicia es un maremágnum de actividad. En el debe está la lista de espera, que nunca es suficientemente baja y, aunque ha mejorado, sigue siendo alta en traumatología.

Tiempo

Complejidad. Según Rubial, el barniz del tiempo ha servido para «demostrar que a gran maioría das cousas que se dixeron no seu momento non eran certas: que había poucas camas, que o hospital era pequeno, que iamos pechar o Meixoeiro...». Tres años después, el gerente sigue sosteniendo que la reordenación de Vigo era «a máis complexa da sanidade española».

reorganización

Fusiones y unidades. Pero no era solo abrir un hospital. El Cunqueiro era el catalizador de un movimiento más grande, como era reorganizar toda la sanidad: fusionar servicios que estaban partidos. Se reorganizó todo y se crearon nuevas unidades multidisciplinares, como las de ictus, ortogeriatría o sueño. Faltan otras, como la de psiquiatría infantojuvenil, la de demencias o la de ELA. Se han sumado seis vías rápidas a las cuatro que ya había. Con la reorganización también se ha puesto el foco en la humanización de la asistencia, un campo en el que el Cunqueiro aspira a estar en la vanguardia de España.

inversión

¿Hasta dónde? La puesta en marcha de un hospital siempre conlleva inversiones. Inicialmente, según el Sergas, en el Cunqueiro ese gasto rondó los 40 millones. El equipamiento tardó en llegar: el tac intraoperatorio que se comprará en breve fue una petición inmediata a la apertura del hospital. Aún faltan equipos y obras. En el Meixoeiro están licitadas las obras de las cubiertas y de la unidad de mama, pero falta la rehabilitación. Pero el Cunqueiro ha alcanzado un buen nivel de equipamiento sanitario en un sector nada es suficiente.

Orgullo

Más congresos y MIR. El gerente asegura que los profesionales sanitarios ya se ponen la camiseta del Cunqueiro. «Hai un orgullo de pertenza». Para él, lo demuestran hechos como que el mejor MIR de Galicia elija Vigo, así como los mejores de varias especialidades. Añade que cada vez se hacen más congresos y que el Cunqueiro se está posicionando en el sector sanitario de toda España.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Tres años del Cunqueiro: Un millón de consultas, cien mil ingresados, diez mil bebés