La concesionaria intenta no pagar por el mal estado del paseo de Bouzas

Valoriza culpa a los padres del niño lesionado por no llevarle de la mano


vigo / la voz

La empresa Valoriza Servicios Medioambientales, concesionaria del servicio de mantenimiento de parques y jardines, intenta evitar el pago de la indemnización al niño que se lesionó en el paseo de Bouzas el 22 de agosto del 2017 culpando a su madre por no haberle cogido de la mano. El Concello ha obligado a esta compañía a pagar 842 euros a la familia y la empresa ha argumentado excusas para buscar el eludir el pago.

El padre del niño, Esteban Araújo, asegura que «no nos han pagado ni nos han llamado desde la empresa para decirnos algo al respecto».

Valoriza sostiene que la causa del siniestro no es imputable a la empresa, adjudicataria del contrato de conservación y reposición de zonas verdes de la ciudad de Vigo, puesto que el lugar donde ocurrieron los hechos, Paseo de Bouzas-Zona Franca «no está claramente definida su titularidad pudiendo corresponder la misma al Ayuntamiento o a la Autoridad Portuaria de Vigo». E insiste en que «al no ser objeto de nuestro contrato a esta parte no le corresponde la reparación del mismo».

El niño se tropezó con una losa levantada y se cayó y golpeó de bruces con un banco de piedra y sufrió un grave daño en la cara y en el ojo con un bulto y hematoma que tardó 28 días en curarse. Pero Valoriza también intenta desvincular el mal estado del paseo del accidente poniendo de relieve que «no se acredita la relación de causalidad entre la caída y el estado deficiente de la baldosa, «pues no se acompaña ningún parte de intervención de la policía municipal, ni fotografías que acrediten el lugar exacto donde se produjo la caída, ni el estado de las baldosas en esa zona», que cuenta con una extensión de 12.000 metros cuadrados.

El abogado de la compañía sostiene que «por muy lamentable que fuera el suceso» no se explica en la reclamación si el citado menor iba «andando, corriendo o jugando» y recuerda que como solo tenía dos años y cinco meses de edad llevaba «pocos meses caminando y lógicamente su deambular es más inestable e inseguro». Por ello considera que al estar acompañado de su madre y« siendo tan evidente el lamentable estado del pavimento», como dice la familia en su escrito «una diligencia mínima exigible exigía coger de la mano al menor, conducta que sin duda hubiera evitado su caída».

En definitiva «no consta acreditado que se haya producido un funcionamiento anormal de los servicios públicos», señala la concesionaria.

Se nota que el abogado de la empresa que está en Madrid y que nunca se ha acercado al paseo de Bouzas, porque asegura que no se ha demostrado que los hechos denunciados, es decir la proliferación de losas sueltas, «constituyan una situación permanente de riesgo para los viandantes». El representante de la empresa insiste en que «no se trata de una situación permanente conocida y consentida por la Administración ni por el servicio adjudicatario» por lo que «no encontramos, en consecuencia, una deficiente labor en la ejecución del contrato».

El Concello no comparte los argumentos esgrimidos por Valoriza para no pagar la indemnización y ha ordenado a la empresa concesionaria del mantenimiento de parques y jardines que indemnice al niño. El Ayuntamiento considera que, dada la edad que tenía cuando ocurrió el suceso, dos años y cinco meses, «non se lle pode achacar neglixencia no deambular» ni se le puede pedir un control de la deambulación «tan intenso». Valoriza puede ir al contencioso para no pagar.

Esteban Araújo, el padre del menor, señala que no es su objetivo ir a juicio pero «estamos valorando la posibilidad de contratar a un abogado». Araújo dice que la empresa Valoriza tiene la obligación de llevar a cabo el mantenimiento «en esta zona y en otras muchas».

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, lo tiene claro, tras la resolución municipal sobre este caso. «Nunca tuve ninguna duda de que el mantenimiento le corresponde al Ayuntamiento», señala. Y añade que «el acuerdo es claro». Se refiere López Veiga al documento firmado en 1997 entre el entonces alcalde, Manuel Pérez, el presidente del puerto de aquella época, Juan Corral, y el delegado de la Zona Franca, Pablo Egerique. En el convenio se dice que el paseo tendrá consideración de obra de la Autoridad Portuaria, por la que corresponde al puerto la aprobación de los proyectos y la dirección de las obras. A continuación se añade que «el Ayuntamiento de Vigo se hará cargo del mantenimiento y conservación de todos los tramos del paseo marítimo comprendidos entre el extremo noroeste del área portuaria de Bouzas y la Punta del Molino, en Alcabre».

Por este motivo, el puerto siempre ha insistido en que el mantenimiento «lo tiene que hacer quien es competente, nosotros solo tenemos que mantener el paseo desde la esquina noroeste a la nordeste, nada más». Se refiere al tramo que arranca en la recta de las esculturas de los peces y discurre hasta el final del camino.

A pesar de todo, el puerto ha colocado algunas vallas con su anagrama para evitar caídas de los paseantes en la zona de madera del paseo.

Con el caso del niño lesionado por primera vez el Concello reconoce que «existe un nexo de causalidade entre os danos reclamados e o funcionamiento do servizo municipal de parques e xardíns».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La concesionaria intenta no pagar por el mal estado del paseo de Bouzas