Expertos en protección de datos censuran que el Concello revele los nombres de familias pobres

Foanpas no recibió quejas, pero admiten que la cuota a pagar en las guarderías debería ser privada


vigo / la voz

Las listas de admitidos y de espera para las escuelas infantiles del Concello de Vigo revelan el nivel de renta de los solicitantes. En los listados de cada una de las ocho guarderías municipales figura con nombre y apellidos los puntos obtenidos por cada demandante de plaza y la cuota mensual que tendría que abonar. Una información que señala directamente a las familias más pobres, ya que aquellos exentos del pago tienen una renta per cápita inferior a 327 euros al mes. «Salvo autorización expresa de todos los padres, no lo pueden hacer», afirma experta en protección de datos, Pilar López, al ser consultada por La Voz. Licenciada en derecho, la trayectoria profesional de López siempre estuvo ligada a la protección de datos y ahora es la encargada de instruir a los miembros del Colegio de Abogados de Vigo en el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos.

«El Concello no lo está haciendo bien, no se pueden dar datos de menores en abierto y al público general. Esa información puede correr ya por las redes y uno no tiene por qué saber si su vecino ha sido admitido o no, ni cuánto debe pagar», reprende la letrada. Para López, el Concello debería haber adoptado una forma de comunicación más discreta. «Deberían habilitar un sistema informático y dar una clave a cada padre o tutor para que solo pudiese consultar datos relativos a su hijo», remarca López, quien recuerda un caso similar en Ponteareas cuando un colegio publicó datos personales de los inscritos en el comedor escolar sin tener la autorización expresa de todos los padres. Alguno de los afectados denunció y el centro educativo solo se libró de la sanción por su rapidez y voluntad para subsanar el error.

No solo a los expertos en la materia les parece mal la publicidad que el Concello ha dado a los datos personales de los aspirantes. A la Federación Olívica de Asociacións de Nais e Pais de Alumnos (Foanpas) no ha llegado todavía ninguna queja sobre este asunto, pero sí que reconocen que el método elegido por el Concello para notificar la cuota no es el más adecuado. «O lóxico sería facelo por privado, nas da Xunta se lle envía por correo certificado aos pais a cantidade que deben pagar», contraponen desde la dirección de Foanpas.

La única forma de justificar la actuación del gobierno vigués en este ámbito pasa por disponer de una autorización expresa, que podría figurar en los impresos cumplimentados por los solicitantes, para hacer públicos estos datos. De lo contrario, se exponen a una reclamación por vulnerar el reglamento europeo de protección de datos, un código comunitario de reciente aprobación que vela por el respeto de la privacidad e intimidad en todos los ámbitos de la comunicación, especialmente en las redes sociales. Cuestionados sobre el porqué han hecho pública esta información, el Concello ha guardado silencio.

El alcalde se disculpó por identificar a menores beneficiarios de becas

No es la primera vez que el Concello rebasa los límites de la ley de protección de datos. En el 2014, el alcalde, Abel Caballero, pidió disculpas de forma pública por que el Ayuntamiento colgó un listado en el que figuraban los nombres de miles de menores, los de sus padres, el del colegio en el que estudiaban y si habían recibido o no ayudas para el comedor o la compra de libros. «Fue un error, no debiera haberse publicado la lista de los niños. Alguien la colgó indebidamente. Lo lamento y he ordenado retirarla, es un listado que solo debe estar en poder de los colegios para poder defender la privacidad de las personas», explicó el regidor ante los medios de comunicación. Cuatro años después, se produce otro error.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Expertos en protección de datos censuran que el Concello revele los nombres de familias pobres