La Xunta autoriza barbacoas en un monte de Vigo tras 12 años vetadas

Los comuneros de Saiáns construirán los asadores con fuertes medidas de seguridad


vigo / la voz

Tras doce años de prohibiciones, el parque forestal de Saiáns podrá tener barbacoas este verano al autorizar la Consellería de Medio Rural su construcción. La comunidad de montes de esa parroquia viguesa presentó un proyecto específico hace poco más de un mes, tras resultar rechazado el del año pasado por ser muy genérico y no ofrecer las suficientes garantías. Entonces, la Xunta se había pronunciado a favor de hacer una excepción con Vigo y Marín para permitirles utilizar asadores en la época estival. Sin embargo, mientras que la iniciativa de Lago Castiñeiras no solo salió adelante, sino que contó con una subvención de Turismo de Galicia, la de Vigo no llegó a fructificar.

Los comuneros consideraron en aquel momento que el presupuesto se dispararía si querían cumplir todos los requisitos. De hecho, el proyecto presentado este año supone una inversión de 7.600 euros, de los que 5.300 corresponden a la adaptación de los asadores. En esta ocasión Medio Rural entiende que se cumplen las exigencias.

Las barbacoas no se podrán situar en cualquier sitio, sino en un espacio delimitado y desbrozado en todo el perímetro para evitar el material combustible. La idea de la comunidad de montes es ubicarlas en el espacio que ocupan las actuales, unas construcciones de piedra muy elementales.

La prohibición de hacer barbacoas en verano se extiende desde el 1 de julio al 30 de septiembre. La medida se adoptó en el 2006, cuando resultaron calcinadas en Galicia unas 80.000 hectáreas. Un año antes había tenido lugar un incendio en unas barbacoas de Guadalajara, en el que fallecieron once personas del personal de extinción.

Los comuneros de Vigo siempre se han jactado de mantener los montes limpios de maleza con la ayuda de las patrullas forestales destinadas a ese fin. Pese a ello, los incendios registrados en octubre del año pasado han recordado la necesidad de no bajar la guardia. La Xunta advierte que autorizaciones como las concedidas a Marín y ahora a Vigo no significan ni mucho menos café para todos y que es necesario cumplir a rajatabla una serie de exigencias.

El presidente de la comunidad de montes de Saiáns, Uxío González, tenía la idea de contar con las parrillas para la Marcha Ciclista Popular Montes de Vigo, que se celebrará el día 8 precisamente en ese parque forestal. Sin embargo, el tiempo se ha echado encima y prácticamente descarta que estén listas para esa fecha, ya que una vez construidas, deberán contar con el visto bueno de la Consellería. Esta advierte que cuando un asador este averiado la entidad responsable deberá precintarlos mientras no se repara. Además, los responsables del área recreativa, en este caso los comuneros, tienen que realizar una inspección semanal en época de alto riesgo con el fin de acreditar si el mantenimiento de la instalación es el adecuado. No se recomienda la existencia de papeleras en el área recreativa para evitar acumulaciones de basura y, en caso de que existan, deben ser de material no inflamable.

La prohibición de los asadores en verano no solo ha sido una medida adoptada en Galicia, sino también en la mayoría de las comunidades autónomas. Solo se permiten en casos concretos, como en las romerías tradicionales.

El nuevo proyecto contempla seis asadores repartidos en dos edificaciones cubiertas y aisladas

El proyecto presentado ante la Xunta incluye una descripción detallada de las obras a realizar:

Edificación. Para minimizar el riesgo de incendio se crearán dos grupos de tres asadores cada uno y se resguardarán bajo una edificación cerrada en su parte superior.

Chimenea. Sobre la estructura existente se instalará una chimenea de acero galvanizado soldado y realizada a medida. La salida de la chimenea dispondrá de una malla metálica para evitar que salten las chispas al exterior y de una caperuza metálica.

Contenedor. El hueco existente bajo los asadores se aprovechará como contenedor de cenizas. En el lateral irá un grifo con suministro garantizado de agua para apagar las brasas antes de echarlas al contenedor.

Solera. En el perímetro de los asadores, sobresaliendo un metro, irá una solera de hormigón armado que se completa en el frente con una meseta de apoyo realizada en granito.

Información. En las edificaciones se instalará un cartel en lugar visible con la información pertinente sobre el uso de los asadores, el número de autorización y los teléfonos de emergencias, además de información para consultar el índice de riesgo de incendio actualizado.

Entorno. Alrededor de las construcciones se dejará una zona de protección de cinco metros de ancho en la que la vegetación deberá mantenerse podada a una altura mínima de tres metros. Además, no habrá ningún tipo de rama a menos de tres metros de las mismas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta autoriza barbacoas en un monte de Vigo tras 12 años vetadas