Vigo ensaya con éxito el primer amerizaje de emergencia en Galicia

El simulacro puso a prueba la capacidad de respuesta de una quincena de colectivos


vigo / la voz

La ría de Vigo fue ayer escenario del primer simulacro de emergencia de accidente aéreo en el mar realizado hasta el momento en Galicia. El objetivo era comprobar y evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos en este tipo de siniestros. El sonido de sirenas, tanto de ambulancias como de bomberos y policía, junto al despliegue de helicópteros y remolcadores, levantó una gran expectación entre las personas que a mediodía circulaban por el entorno de la estación marítima, ya que en principio, ante la extraordinaria exhibición de medios, llegaron a pensar que el supuesto accidente había sido real.

Con el ejercicio, desplegado en dos escenarios (ría y aeropuerto), la Autoridad Portuaria pretendía analizar la eficacia de los procedimientos y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados (más de una quincena), tanto internos como externos, en la atención de una emergencia aeronáutica que, en este caso, fue coordinada por la Xunta de Galicia, que activó el Plan Territorial de Emergencias en nivel II.

El supuesto escenario

La historia elegida para el supuesto accidente arrancó pasadas las 12.30. A esa hora, el comandante de un avión que acababa de despegar de Peinador con destino a Menorca, con 56 pasajeros a bordo y cuatro tripulantes, indica a la torre de control del aeropuerto que está perdiendo altura y que no es capaz de regresar a la pista, por los que va a proceder a realizar un amerizaje en mitad de la ría.

Ese fue el instante en que se puso en marcha toda la cadena de atención a la emergencia. El Servicio de Salvamento Marítimo, así como Capitanía Marítima, Subdelegación del Gobierno, Xunta de Galicia (a través del 112), Autoridad Portuaria y Concello de Vigo activaron sus respectivas operativas y recursos mientras en la terminal de Peinador se activaba el procedimiento de atención a víctimas y familiares.

Dada la dificultad que representaba utilizar un avión en el simulacro, fue un catamarán de la empresa Mar de Ons el que hizo las veces de aeronave con 60 personas a bordo. Para recrear el siniestro se contó con la ayuda de figurantes procedentes de una escuela local de tripulantes de cabina de pasajeros, así como del IES Ricardo Mella, bomberos de Vigo y trabajadores del aeropuerto.

Entre otros colectivos, participaron en el ejercicio, además de Aena, distintas empresas que desarrollan su actividad en Peinador, así como Protección Civil, Cruz Roja, los servicios de urgencias del Sergas, las policías nacional y local, la Guardia Civil, la citada naviera Mar de Ons, y prácticos y remolcadores del Puerto.

Desde el centro de Salvamento Marítimo se coordinaron las labores de rescate del simulacro. Intervinieron los helicópteros Pesca 1 y Helimer 210 y se movilizan varias embarcaciones para prestar auxilio y evacuar a las víctimas del siniestro, algunas de las cuales terminaron en el agua.

Muelle de trasatlánticos

Entre tanto, en tierra comienza el trabajo de recepción y clasificación de los rescatados. El muelle de trasatlánticos, protegido por un cordón policial, fue el lugar elegido para el aterrizaje de los helicópteros que transportaban los heridos y el flujo de circulación para las ambulancia, en las que los que presentaban las heridas más graves eran evacuados a los hospitales. Dos horas después de producida la alarma, en este caso afortunadamente de mentira, se daba por cerrado el operativo con éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Vigo ensaya con éxito el primer amerizaje de emergencia en Galicia