Las calles más céntricas estrenarán luces de Navidad nuevas cada año

El Concello prioriza la decoración de Príncipe, García Barbón, Porta do Sol y Policarpo Sanz sobre el resto de vías


vigo / la voz

Lucir una iluminación navideña atractiva sigue siendo uno de los grandes objetivos del gobierno vigués. Después de ganarse los elogios de vecinos y visitantes por la decoración de las últimas fiestas, el Concello decidió dar un paso más en su apuesta y saca a concurso el engalanamiento de la ciudad para los próximos tres años por un importe total de tres millones de euros, con la posibilidad de dos prórrogas de una anualidad cada una que elevaría la inversión a los 4,5 millones.

La memoria técnica del expediente recoge una serie de requisitos que las empresas aspirantes al contrato deben cumplir. La principal exigencia pasa por la necesidad de «instalar en cada una de las anualidades motivos o arcos de nueva creación, con la temática de Navidad, que no fueran utilizados en la campaña anterior». Estos adornos novedosos deben instalarse, al menos, en las calles Príncipe, Policarpo Sanz, García Barbón y Porta do Sol.

Elementos emblemáticos como el árbol luminoso que acompaña al Sireno y la bola de la Farola de Urzaiz también deben ser actualizados cada año. «Será precisa la aportación de alguna novedad ornamental, de diseño, iluminación o sonido en las sucesivas anualidades», recoge el documento.

En calles como Concepción Areal, Urzaiz, Colón, Gran Vía, Camelias, Venezuela, plaza de América o plaza de España «se deberá renovar cada año la ornamentación» y en el resto de calles, «el 25 % deberá ser de nuevo diseño y el 75 % restante se intercambiará entre las diferentes calles». Asimismo, los árboles cono de Colón, Policarpo Sanz y Urzaiz deberán ser mejorados o sustituidos cada año. Con esta distribución, es evidente que la apuesta ornamental del Concello se concentra en las calles más céntricas del ciudad, donde es obligatoria la instalación de nuevos elementos cada año, pero en el resto de vías está permitido el intercambio de adornos.

En total, las calles de Vigo deberán lucir durante la época navideña un mínimo de 940 arcos en plazas, 1.348 motivos ornamentales y 46 conjuntos de elementos, cuyo montante se prevé de 225.634 euros. Mientras que el precio de los arcos se cifra en 288.000 euros y el resto de adornos, en 311.000 euros.

El pago a la empresa adjudicataria se repartirá también en cuatro anualidades. En agosto del 2018 se iniciará la relación contractual y se abonarán 656.800 euros, en cada uno de los dos años siguientes 825.000 euros y en el 2021, el contrato expira el 31 de julio, 168.200 euros.

Los plazos que marca la memoria obligan a cerrar la planificación de la decoración antes del 15 de agosto, el montaje arranca en septiembre, las pruebas en noviembre, el desmonte después de Reyes y el proyecto del año siguiente se entregará el 1 de marzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las calles más céntricas estrenarán luces de Navidad nuevas cada año