Nace el furancho urbano, pero de cerveza

El primer «tap room» de Vigo echa a andar este fin de semana en Guixar, en la fábrica de Roybeer

.

vigo / la voz

Los tap room son establecimientos ligados al movimiento de la cerveza artesana, acondicionados, además, para catar las variedades y picar algo mientras. En realidad, la moda se inspira en algo tan antiguo como abrir las puertas de las fábricas e invitar a los consumidores a probar el producto donde se elabora y, de paso, conocer de primera mano el proceso de elaboración. Hace unos años que el chef vigués Javier Acosta dedica buena parte del poco tiempo libre que le deja su trabajo en el restaurante Lisboa del hotel Zenit a fabricar su propia marca. Fue pionero en esas lides y hace poco renunció a aquella con la que empezó: De Lago (como su segundo apellido), para lanzarse a otra aventura con nueva denominación: Roybeer.

De ahí salió el proyecto que arranca este fin de semana, creando un espacio de ocio y degustación en las instalaciones donde tiene la fábrica, en Guixar (Julián Estévez, 58). El local se llama El Furancho de Roy, como su nueva cerveza, que a su vez toma el nombre de su perro, un bulldog francés con cara de bueniño que mutó en inglés para dar una imagen más fiera en el logotipo que creó.

La idea inicial es hacer un furancho urbano que en vez de tener vino tiene cerveza», explica. «Como tenemos licencia de fábrica de cerveza, la de furancho, que solo te la dan si tienes viñas o cosecha propia, no nos hace falta. El modelo es el mismo, vendemos la bebida que nosotros fabricamos y va directamente del tanque al vaso», añade.

Sobre esas bases, Acosta ha acondicionado el local dando uso a una zona de la parte cubierta del establecimiento y adaptando la fachada para instalar una terraza en la que el público puede sentarse a degustar sus cañas y sus pinchos. «Con la ventaja de que, como está en un patio interior, dispensamos las consumiciones directamente desde una foodtruck que también he construido yo», explica el chef manitas.

La apertura fue el pasado viernes, con música en directo del grupo La Chata Soul. «Los conciertos serán parte de la programación habitual que anunciaremos a través de nuestra página de Facebook: Roybeer», indica.

Por si fueran pocas las novedades, la inauguración también sirvió para introducir la última creación de Acosta, una cerveza hecha con donuts que, además, sirven a la clientela en un maridaje ad hoc, con un rosco dulce encima. «El nombre no lo podemos usar, así que le llamamos rosquilla», aclara advirtiendo que la receta no es suya. «Me inspiro en una de Estados Unidos». No es el primer éxito de su factoría. En el Birraseto Festival logró dos premios con su cerveza de mango.

Como Javier Acosta es cocinero, la comida también tiene importancia en este proyecto. Aunque la oferta culinaria no es lo principal, desde luego no va a salir del paso con patatillas, aceitunas, cacahuetes y pan con chorizo. «Modernito, pero sin olvidar la esencia del bocadillo. Trabajaremos el pan bao, las hamburguesa rellenas, que son fantásticas. Están huecas por el medio y dentro les metemos micrococina. Por ejempo, de setas, trufa y foie, o de queso de cabra y arándanos, o la mexicana, con pico de gallo, queso y cilantro», enumera. Por si fuera poco, también habrá un plato del mes, casi siempre a la brasa.

«Un proyecto de carácter informal, pero original», añade. Aunque detrás está el chef, quien lleva el local es Noelia Figueiras. «A veces coincidirá con el momento en que estamos elaborando cerveza y la gente podrá ver ese proceso. Se trata de hacer partícipe al cliente del producto», argumenta. Por otra parte, también tiene otra buena noticia para los dueños de mascotas, ya que el local tiene una enorme terraza que es tan petfriendly como el dueño, apta también para ir con niños.

El Furancho de Roy abre todos los días, menos los lunes, a partir de las 5 de la tarde y prevé también organizar cursos de elaboración de cerveza y otras actividades que vayan surgiendo. Para los que no dispongan de tiempo libre pero quieran probar la cerveza artesana, en pocos días comenzará a funcionar la tienda online. «Haremos reparto a domicilio una vez por semana», avisa.

Votación
12 votos
Comentarios

Nace el furancho urbano, pero de cerveza