El Álvaro Cunqueiro y el Meixoeiro cerrarán 178 camas este verano

El hospital de Beade empezará el 1 de julio y el de Lavadores al demoran al 16

R. DONIZ
VIGO / la voz

Llega el verano y los patrones se repiten. El área sanitaria de Vigo ya tiene organizado su calendario estival en función de la plantilla, sus turnos vacacionales y la estimación de pacientes que pueden tener. Tanto en el Hospital Meixoeiro como en el Álvaro Cunqueiro los órganos de dirección han hechos sus cálculos y el resultado eleva a 178 las camas que estarán cerradas este verano.

En el caso del complejo de Beade se clausurará el ala E de la segunda planta del 16 de julio hasta el 30 de septiembre y el ala C de la primera altura del 1 de agosto al 15 de septiembre. Cada unidad de este hospital tiene 24 habitaciones, de las que 20 pueden convertirse en dobles, lo que supone un máximo de 44 camas. Al ser dos unidades, se cifra se duplica, 88.

En el Meixoeiro se cerrarán tres las. La 1 de la quinta planta estará fuera de servicio entre el 1 de julio y el 30 de septiembre y la 2 de la cuarta altura permanecerá en desuso durante el mismo período de tiempo, mientras que el ala 2 de la séptima planta lo estará entre el 15 de julio y el 30 de septiembre. Cada ala de este complejo tiene 17 habitaciones y 13 pueden reconvertirse en dobles, lo que eleva a 30 el número de camas por ala. Cabe recordar que las dos alas de la tercera planta del Meixoeiro están permanente fuera de servicio.

El Sergas transmite al respecto el mismo mensaje que el último verano o la pasada Semana Santa. Lo más importante, para la gerencia del Chuvi, es que las camas que se cierran «pueden entrar en funcionamiento en cinco minutos, resulta necesario adaptarse a la demanda propia de estos meses teniendo en cuenta las vacaciones de los profesionales y la actividad de los hospitales, que siempre decae en esa época». Fuentes del área sanitaria de Vigo añaden que el número de camas que dejará de estar en activo en estos complejos hospitalarios es el mismo que durante el verano del 2017.

Lo cierto es que la situación no garantiza la excelencia en el servicio. En julio del 2017, cuando comenzó el cierre de camas, desde el Álvaro Cunqueiro se alegó falta de camas para suspender algunas operaciones. Los documentos oficiales notificados a pacientes señalaban que no había habitaciones disponibles para practicar las cirugías, mientras que la dirección dijo que sí había y atribuyó las cancelaciones a otra urgencia que surgió en el mismo momento.

Las críticas sindicales se han sucedido. Alegan que las camas son necesarias para solucionar problemas de urgencias y reducir la lista de espera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Álvaro Cunqueiro y el Meixoeiro cerrarán 178 camas este verano