El Concello insta a acabar un párking de 283 plazas para hacerlo público

Concede tres meses al promotor para que finalice la obra y ceda las instalaciones


vigo / la voz

El Concello ha reclamado a un promotor inmobiliario un párking con 283 plazas. Se trata de un aparcamiento subterráneo que fue construido bajo la pista deportiva de la urbanización Miraflores, situada en la antigua carretera provincial en la confluencia con la calle Quirós. El garaje no está terminado y la Gerencia de Urbanismo ha ordenado al promotor que lo finalice en el plazo de tres meses ya que el aparcamiento tiene que pasar a ser de titularidad pública. Entre otras cosas falta instalar un sistema de ventilación adecuado para expulsar los gases, rematar la instalación eléctrica, construir aseos públicos y limpiar y pintar el interior.

En el 2001, el Concello aprobó un plan parcial para la calle Quirós, donde se encuentra la urbanización Miraflores, frente al colegio Lope de Vega y muy cerca del colegio San José de Cluny. Se trata de una urbanización residencial muy bien comunicada a las afueras de Vigo y que se empezó a ocupar hace doce años. La Consellería de Obras Públicas (actualmente denominada de Infraestructuras) exigió a la promotora la cesión de plazas de aparcamiento para uso público. La Xunta acordó que cediesen 12.298 metros cuadrados en superficies para construir viales y 255 plazas de estacionamiento. Pero, además, se les exigió que hiciesen un párking en el subsuelo de la pista deportiva de la urbanización con otras 283 plazas de estacionamiento en tres plantas subterráneas.

El empresario Ubaldino Rodríguez Bello, dueño de las promotoras y constructoras Miraflores y Atlántico Construcciones y Promociones, no estaba de acuerdo con estas cesiones tan importantes y reclamó una indemnización de más de un millón y medio de euros al Concello. Exactamente pidió 1.556.135 euros. Como el Concello no le hizo caso la junta de compensación del plan parcial puso un recurso contencioso en el año 2013. Pero el juzgado de lo administrativo número uno de Vigo falló en contra de la pretensión de los promotores.

El promotor no se dio por vencidos. Hace cuatro años, en junio del 2014 Ubaldino Rodríguez pidió que los garajes pasasen a ser propiedad de la junta de compensación y que si no se les entregaban las plazas se le indemnizase con 1,4 millones de euros, una cantidad ligeramente inferior a la solicitada anteriormente. En el 2016 el empresario volvió a pedir la aprobación del proyecto de compensación rectificado y al año siguiente, es decir a finales de junio del año pasado pidió otra vez que el Concello aprobase un nuevos proyecto de compensación rectificado que favorecería las pretensiones de la promotora. Pero la Gerencia de Urbanismo señala que la petición por escrita del promotor no se acompañó de la documentación necesaria que tendría que consistir en un proyecto modificado y aprobado por la asamblea general de la junta de compensación. Ahora, un año después, el Concello le insta a finalizar las obras del garaje que es de titularidad pública.

«Sería un buen lugar para hacer un aparcamiento público disuasorio de entrada en la ciudad», afirma el edil de Marea de Vigo Rubén Pérez. La idea de aparcamiento disuasorio en las afueras ha sido llevada a cabo con éxito en Moaña donde existen dos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Concello insta a acabar un párking de 283 plazas para hacerlo público