El Sergas admite que no es razonable que un señor espere cuatro años por una operación

El gerente del área sanitaria asegura que dará una solución «canto antes» a José Valverde


Vigo / la voz

La situación de José Valverde Pombal no es razonable. Este hombre, que reside en Oia, lleva casi cuatro años esperando una operación en la columna vertebral. Cuatro años en la lista de espera. El gerente del área sanitaria de Vigo, Félix Rubial, reconoció ayer que la situación de José no es normal.

«É unha situación illada e excepcional», aseguró. Fue su manera de contestar a la posibilidad de que existan otros casos como el de José, de personas que lleven cuatro años esperando una cirugía.

Cuando hace sus balances, dos veces al año, el Servizo Galego de Saúde solo detalla cuántas personas llevan más de un año incluidas en la lista de espera para operarse. Según los últimos datos oficiales, hay 85 en toda Galicia y todas ellas están en Vigo. 83 pertenecen a traumatología.

Pero ese dato se refiere a la lista de espera oficial, la llamada estructural. Esta relación de personas excluye a quienes suspenden la intervención voluntariamente o por una razón médica, y también a aquellos a los que se ofrece la posibilidad de ser operados en un hospital concertado y la rechazan. Es el caso de José Valverde. Todos estos pasan a formar parte de la lista de espera no estructural, aunque el paciente no recibe ningún documento que lo indique. Pero, gracias a un real decreto del año 2003, el Sergas tiene derecho a no publicar esos datos.

Eso no significa que no deba operar a los pacientes. La intervención de José Valverde debía realizarse en menos de 60 días, ya que se calificó como de prioridad 2. Vigo es el lugar de Galicia donde peor está la prioridad 2, con una media de espera de 90 días, según los datos oficiales. Lo de Valverde es diferente, porque pasan ya cuatro años. «Falaremos cos traumatólogos e poremos unha solución canto antes», aseguró el gerente tras conocer la historia, publicada en La Voz.

Dolor

José Valverde tiene problemas lumbares desde hace muchos años. Estuvo dos decenios trabajando como marinero hasta que tuvo que ser repatriado desde las Seychelles por un ataque de lumbociatalgia. Hace cuatro años se le prescribió un tratamiento quirúrgico que consiste en fusionar tres vértebras. Se pierde movilidad pero se supone que el dolor desaparece. Actualmente, aunque lleva una vida normal y tiene una incapacidad, no es capaz de andar medio kilómetro sin pararse, cojea, se cansa y padece dolores cuando duerme.

Cuando le incluyeron en la lista de espera tenía que entrar en un quirófano del Hospital Meixoeiro. Si todo va bien, ahora lo operarán en el Cunqueiro, un hospital que por aquel entonces todavía no existía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Sergas admite que no es razonable que un señor espere cuatro años por una operación